Multan a una mujer porque su nombre aparecía en un montón de basura dejado en la calle

| 26 mayo, 2017

La Policía Local deduce de dicha situación que la denunciada es la culpable de dejar dicha basura, algo que ya censuró el Ararteko

Ainhoa recibió hace unas semanas una notificación de sanción de 200€ por “haber dejado unas cajas apiladas en la vía pública“. Se trataba de una sanción impuesta por la Policía Local por falta de civismo. Esta sanción se había realizado, según informa el expediente, por la presencia en las cajas de unas pegatinas en las que aparecía el nombre de la denunciada. En ningún momento la sancionada fue pillada en el momento.

Estas pegatinas sirvieron para que la Policía Local dedujese que eran de su propiedad. El Ararteko ya aseguró hace unos meses con un caso similar en Donostia que esta sanción no es legal: “Que haya un sobre con el nombre de la sancionada en la bolsa de basura es mera conjetura”. La sancionada no ha podido saber de qué tipo de caja y de pegatina se trataba.

La denunciada defiende que nunca tira la basura en esa zona y que Policía realiza una simple conjetura

Ella niega haber depositado en el lugar que se indica ninguna caja: “Yo nunca voy a tirar a esa zona la basura“, insiste. Sí aclara al mismo tiempo que podría haber sido alguien en su centro de trabajo quien tiró en ese lugar dichas cajas.

La respuesta que recibió tras realizar la reclamación fue que la caja procedía del “comercio titularidad de la inculpada“. Algo que resulta imposible, dado que ella no es titular de ningún negocio: “Ni siquiera trabajo en un comercio”, asegura sorprendida.

Ahora deberá pagar 200€ pese a que insiste en que ella no dejó ninguna caja en ese lugar. Al mismo tiempo alerta de que, si ésta es la práctica del Ayuntamiento, pueden darse más casos en los que se sancione a personas que no han sido incívicas únicamente porque alguien coloque su nombre en una caja.


7 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. anonim@ dice:

    me huele ami que mas de uno tendra esa bromita del graciosete de turno que se le ocurra esta idea de ir fastidiando a otros.

  2. Mirian dice:

    Yo no lo veo bien porque lo mismo podría pasarme a mi…. Hace un año me mudé de Zabalgana a Salburua y por lo que me han comentado antiguos vecinos me siguen llegando alguna carta a la vieja dirección y a los que les vendí el piso tiran la basura donde no deben con dichas cartas, que pasa ¿que por eso me tendrían que multar a mi? Las multas tienen que ser en el acto, si te pillan lo pagas sino no pueden hacer nada o no deberian.

  3. Gasteiztarra dice:

    No es que ponga su nombre, sino que hay cartas y facturas en la basura a su nombre…blanco y en botella? No se…

  4. Luis Garcia dice:

    Efectivamente, voy a dejar una caja con papeles en la calle y voy a poner una pegatina que ponga Gorka Urtaran, llamaré a los municipales y veremos que pasa

  5. Nora dice:

    ¿Osea que dejan basura en la calle y si quieres joder a alguien le pegas su nombre por ahí y ya con eso sacan la conclusión de que ha sido esa persona no?

    Me parece un poco surrealista.

    No digo que haya sido o no haya sido ella, solo que no tienen pruebas demasiado concluyentes.

    • enetz dice:

      Pues sí, no tiene ni pies ni cabeza… Va a ser la carta blanca que otorga el Ayuntamiento para fastidiar a quien tengas entre ceja y ceja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

gasteiz hoy

Primer periódico digital de Vitoria.
Noticias Vitoria-Álava

En Gasteiz Hoy encuentra las últimas noticias de Vitoria y Álava. Somos el primer periódico digital de Vitoria-Gasteiz sobre la ciudad, los barrios y toda la actualidad que afecta a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz. Ocio en Vitoria, Turismo Vitoria, Obras de Vitoria, información de Tuvisa Vitoria-Gasteiz, Tráfico de Álava y otras noticias de Vitoria y Álava. Periodismo ciudadano e independiente para lectores alaveses críticos en el primer periódico digital de Vitoria. Gasteiz Hoy, todos los derechos reservados.