Cómo evitar el basurazo

21 octubre, 2013

El proyecto de ordenanzas fiscales presentado el pasado viernes por el alcalde prevé recaudar un 36,4% más por tasa de basuras que en 2013. Una tasa que cambiará su cálculo a partir de ahora y dependerá de varios factores. Desde la oposición ya han denunciado la aplicación de esta nueva tasa. Y para aprobarla el […]

basuraEl proyecto de ordenanzas fiscales presentado el pasado viernes por el alcalde prevé recaudar un 36,4% más por tasa de basuras que en 2013. Una tasa que cambiará su cálculo a partir de ahora y dependerá de varios factores. Desde la oposición ya han denunciado la aplicación de esta nueva tasa.

Y para aprobarla el PP necesita de la ayuda de PSE, PNV o Bildu. No parece fácil que ninguno de los tres apoye esta propuesta. Pero al mismo tiempo es necesario realizar un juego de equilibrio que evite un descuadre importante de las cuentas municipales. El alcalde piensa recaudar 3,4 millones de euros con el Basurazo, y así aparece reflejado en el Presupuesto. Si esa recaudación finalmente no se alcanza, es necesario reducir también los gastos o, en su defecto, ingresar esos 3,4 millones en otro concepto.

De momento el presupuesto municipal parte con 4 millones menos que en 2013 y con recortes en algunas facetas. El principal causante de este nuevo recorte es el sector de la construcción. Los presupuestos de 2011 reservaban 12,4 millones de euros en ingresos para las arcas municipales por el Impuesto sobre Construcciones. Fue el momento álgido de la burbuja inmobiliaria en Vitoria, antes del pinchazo de la burbuja de la VPO y del desplome en la construcción. En 2014 los ingresos por este concepto serán de apenas 4 millones de euros. Y hay que buscar ingresos por otros conceptos.

Cálculo de la tasa

El IBI y el IAE podrían ser los impuestos más susceptibles de ser 'tocados' para evitar el basurazo, aunque Maroto ya se encargó de anunciar la congelación de impuestos. Anuncio que obviaba que muchos contribuyentes no diferencian entre Impuestos y Tasas, por lo que muchos vitorianos se sorprendieron por el incremento de estas tasas.

Mientras la Tasas de Basuras se debate en el Ayuntamiento junto al resto de los ingresos y gastos municipales, cabe empezar a hacer cuentas de cuánto subirá esta tasa. Pese a que desde el Ayuntamiento insisten en que esta tasa podría llegar a bajar para algunas familias, las cuentas no salen para la gran mayoría.

Hasta ahora los vecinos de Vitoria con una vivienda inferior a 120 metros cuadrados pagaban 52,8€ al año. Es decir: la mayoría de los vitorianos tenían esta tasa por sus viviendas. A partir de ahora esos 52,8 euros los pagarán las viviendas de hasta 90 metros cuadrados. Para las que tengan entre 90 y 120 metros cuadrados la cuota inicial será de 63,4 euros. Es decir, 45.304 viviendas deberán pagar de inicio un 20% más.

Pero además a esta tasa se añade una nueva tarifa en función del valor catastral de la vivienda. Incluso los de menor valor tendrán que pagar algo: 5 euros hasta los 100.000 euros de valor catastral, 7,42 hasta los 120.000, 10,9 hasta los 140.000. Así sucesivamente hasta los 60€ para viviendas con valor catastral de más de 235.000 euros. El valor catastral medio de una vivienda se sitúa entre los 140.000 y 180.000 euros, de forma que el incremento medio por este concepto estará entre 1579 y 31,79 euros.

Suma y sigue a este incremento, porque también habrá una parte de la tarifa ligada al consumo de agua. Quien consuma entre 10 y 60 metros cúbicos al año pagará otros 5 euros de más, y en esta posición se encuentra la media de consumo de agua en Vitoria. Teniendo en cuenta que existen muchos hogares con una o dos personas, es probable que muchas familias consuman más que esto y por ello deban acogerse al siguiente tramo. Entre 60 y 100 metros cúbicos deberá pagar 16,79, y el incremento será igualmente progresivo hasta los 60 euros que pagará quien consuma más de 161 metros cuadrados. Pero ojo, porque si no consumes nada de agua deberás también pagar 10 euros por ello.

A partir de aquí surge la posibilidad de acogerse a deducciones. 15 euros si uno acude al menos tres veces al Proyecto Reutiliza de Eskalmendi y otros 15 euros si acude a los garbigunes al menos 10 veces. Serán los usuarios los que deban valorar si ese ahorro en las basuras no se compensa con el gasto en gasolina. Las familias numerosas tendrán un 20% de descuento, así como las familias monoparentales.

Son incrementos que se suceden uno tras otro y que, salvo el agua, no está supeditado a una conciencia medioambiental. Son muchas las viviendas que superan por apenas unos metros o, incluso, centímetros, los 90 metros cuadrados de superficie y que sólo por ello deberán pagar un 20% más.

En realidad esta tasa sigue siendo aún una teoría. De los políticos depende que finalmente se aplique o que se busque otra vía alternativa que evite el basurazo.

 

 

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad