Advertisement
Advertisement

Las bicis, fuera de las aceras en Florida y Manuel Iradier

28 octubre, 2014

El Ayuntamiento exige a los agentes de Policía que multen a quienes vayan por la acera en estas vías

bicis acera floridaLa Policía Local ha dado orden a sus agentes de sancionar a todos aquellos ciclistas que incumplan la nueva ordenanza de bicis. Así lo denunciaba este lunes el responsable de ELA en la Policía Local a la Cadena Ser Vitoria. Y entre esas normas una de las más claras es la prohibición de circular por la Acera en las calles Florida y Manuel Iradier. Dos calles que Javier Maroto ha puesto de ejemplo como vías en las que no se puede ir por la acera al tener menos de 3 metros de ancho. Ahora el consistorio ha dejado acabar con los avisos y las amonestaciones verbales para empezar con las sanciones directamente.

Además, según el portavoz sindical, el Ayuntamiento ha destinado hasta a 6 policías para vigilar que los ciclistas no van por la acera en estas dos calles, sino que circulan por la carretera. Dos agentes a pie, y otros tantos motorizados o dentro de la llamada Policía de Barrio. Desde el Ayuntamiento reconocen que en las últimas reuniones sí se ha pedido a los agentes que sancionen a los ciclistas incívicos, pero aseguran que no habrá Policías dedicados en exclusiva a esta tarea en Florida y Manuel Iradier. Estas dos vías son calles con excesivo tráfico y por ello la mejor alternativa para las bicis sería la calle General Álava, que realiza también el trayecto Este-Oeste con menor densidad de tráfico

La Ordenanza de bicicletas se puso en marcha en 2013, aunque hasta comienzos de este año 2014 no se aprobó la limitación horaria en el centro. Durante la Primavera y el Verano se ha hecho especial hincapié en respetar los horarios de las zonas peatonales, pero también se han impuesto varias sanciones por ir en bici por aceras estrechas.

Florida y Manuel Iradier son las aceras más estrechas del centro, pero es cierto que esta situación se da también en otras vías, donde parece no haber tanto celo por parte del Ayuntamiento. En los últimos meses también se han impuesto multas por hablar con el móvil en bici, por no llevar luces, por ir borrachos o por no respetar los semáforos.