Bipolo barre a Puigcerdà en el primer partido de la final

9 marzo, 2014

Bipolo ha avasallado a Puigcerdà, 6-2, y ya tiene en su casillero el primer punto de la final en el camino para renovar el título de Liga. Mañana pueden sumar los vitorianos su segundo punto en el duelo que volverá a enfrentar a los mismos protagonistas a partir de las 17.30 horas sobre el hielo […]

Foto: José Ángel Calvo

Bipolo ha avasallado a Puigcerdà, 6-2, y ya tiene en su casillero el primer punto de la final en el camino para renovar el título de Liga. Mañana pueden sumar los vitorianos su segundo punto en el duelo que volverá a enfrentar a los mismos protagonistas a partir de las 17.30 horas sobre el hielo del Bakh.

La contundente victoria del Escor quedó ensombrecida por las brusquedades que aparecieron en los últimos minutos y por el poco deportivo gesto de los jugadores del Puigcerdà de no querer estrechar la mano de los vitorianos al finalizar el partido, en lo que se presume como el previo de un caliente duelo en la tarde del domingo con varias cuentas pendientes.

El partido no tuvo historia y los vitorianos lo dejaron sentenciado en los primeros once minutos cuando endosaron los tres primeros goles al equipo gerundense. En el minuto cuatro Jano Hernández abrió la cuenta y sin tiempo para rehacerse Dmitry Gnitko hacía el segundo cuando solo habían pasado siete minutos.

En el ecuador del primer periodo Juan Muñoz lograba el tercero. Se tomó un respiro el Escor hasta el minuto 30 cuando Vitaly Kulikov lograba el cuarto de la noche. Aparecieron algunas malas formas y brusquedades en el equipo catalán que nada pudo hacer sobre el hielo. Jakob Bauer culminó una veloz contra, en el minuto 38, con un tiro que se coló por la escuadra derecha.

El último periodo se disputó a un menor ritmo y con ambos conjuntos pensando ya en el segundo duelo de la serie, mañana a partir de las 17.30 horas en el mismo escenario del Bakh. Puigcerdà espero al bocinazo final para poner fin cuanto antes a la pesadilla, mientras Ramón Barón repartió minutos entre sus hombres buscando evitar la fatiga, cansancio y posibles lesiones.

En el minuto 52 los catalanes hicieron el tanto del honor aprovechando una sucesión de expulsiones en ambos conjuntos. A pesar del tiempo muerto pedido por Ramón Barón, el Bipolo no pudo ahuyentar la relajación en los minutos finales. Así llegó el segundo tanto de los gerundenses en apenas un minuto y después tocó sufrir durante dos minutos en una inferioridad de solo tres jugadores locales frente a cinco visitantes.

El partido se embarulló y se vivieron los minutos más feos con interrupciones en el juego por acciones poco deportivas. En medio de la confusión el local Adrián Sosa aprovechó un contragolpe para hacer la media docena y con solo dos minutos por disputarse.

No hubo más movimientos en el marcador y el duelo concluyó con la cómoda victoria del Bipolo y el poco deportivo gesto de Puigcerdà que no quiso dar la mano a los jugadores locales en lo que anticipa un duelo de mucha tensión para el segundo de la serie.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad