Blusas y Neskak retoman las cenas y comidas de cuadrilla tras dos años sin verse

26 abril, 2022

Cuadrillas de Blusas y Neskak preparan La Blanca 2022 con las dudas sobre cuántos serán este año

Las fiestas de La Blanca 2022 ruedan ya. La cuenta atrás ya ha comenzado y las cuadrillas de blusas y neskak tienen ya todo en marcha para volver a las calles. Aunque, en realidad, la incertidumbre es total en las cuadrillas. Han sido tres años de parón y hay muchas dudas sobre cuántas personas aparecerán el 25 de julio a las 9 de la mañana.

Hay ganas por salir, pero una cuadrilla de blusas y neskak es tan variada como la propia sociedad. El relevo generacional estaba garantizado desde hace años, la duda es si los más veteranos seguirán saliendo o no como cuadrilla. "Yo creo que gente sí va a salir. La gente tiene ganas de salir, pero hay un núcleo de edad que, cuando un año deja de salir, luego le cuesta reengancharse", asegura Sergio, presidente de la Comisión.

blusas neskak la blanca dia del blusa actos

De momento son ya varias las cuadrillas que han retomado sus tradicionales cenas, sidrerías y excursiones durante el año. También este 27 de abril cuadrillas como Basatiak subirán a Armentia para animar las Campas y reencontrarse tras casi tres años.

Y es que hay muchos blusas y neskak que únicamente se ven en fiestas. Sí, decimos que Vitoria es un pañuelo, pero no tanto a juzgar por estos reencuentros que se viven cada 25 de julio y 5 de agosto. Estas cenas son las reencuentros de los más fieles de las cuadrillas. Momentos para verse las caras y engrasar de nuevo la maquinaria.

También es momento de reuniones, de la parte más organizativa. Las directivas de las cuadrillas ya tienen todo listo. Comisión y Federación marchan adelante con sus programas, pero además hay que verse entre todos. Los meses previos a las fiestas son de mucho trabajo no remunerado, algo que a menudo se pierde entre el conjunto de la sociedad: trámites administrativos, organización interna, búsqueda de patrocinadores y locales, gestión de compras...

¿Habrá más o menos blusas?

Las dudas sobre el número de miembros son importantes. Hay cuadrillas como Karraxi o Bihurriak que buscan nuevos blusas y neskak, y así lo hacen saber en Instagram. Otras como Los Martinikos, sin embargo, tienen el cupo de nuevas adhesiones cerrado: "Tenemos lista de espera", asegura Txus, responsable de la cuadrilla. Y es que el tamaño de la cuadrilla es importante: una cuadrilla pequeña puede no ser viable. Pero una cuadrilla grande no encontrará espacio para poder cenar sentados.

"No sabemos si vamos a aparecer 100 u 80", explica Sergio, de Los Desiguales y presidente de la Comisión de Blusas y Neskak.

La gestión de las cuadrillas difiere mucho entre unas y otras. Varias cuadrillas cuentan con socios que pagan una cuota fija anual, a la que posteriormente se suma el pago por las fiestas. Otras marcan una fecha prudencial para ingresar la cuota anual por las fiestas, o al menos un adelanto. Pero también hay cuadrillas que se arriesgan y permiten el pago prácticamente hasta en las mismas fiestas. Distinta organización para un objetivo común: divertirse en fiestas.

De momento las cuadrillas tantean entre sí cómo hacerlo este año.

Cambios para 2022

Los cambios se atisban ya para las fiestas de 2022. El más evidente parece que serán los katxis: ya en 2019 algunas cuadrillas personificaron los vasos y acabaron con los katxis. Una forma distinta de compartir la fiesta. Ahora la reciente pandemia obliga aún más a adoptar esta fórmula que, desde luego, es bastante más higiénica.

Para 2022 hay también problemas con algunas txarangas. Algunas han desaparecido y, aunque las cuadrillas ya han logrado sustitutos, ha sido un trabajo adicional para los responsables. A ello hay que sumar los trabajos para conseguir patrocinadores o locales interesados en acoger a blusas y neskak. Cuadrillas que, desde luego, poco se parecen a las de hace 25 años. Entonces era habitual ver volar platos, y hoy en día es impensable.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Karraxi (@karraxigasteiz)