Un alavés encuentra un boletus gigante de 2,5kg

28 noviembre, 2023

Aitor Sáenz-López ha encontrado este boletus gigante de 2,5kg y 40 centímetros de diámetro (y sano) en la Llanada Alavesa

Buscar (y encontrar) setas es un arte que no siempre tiene la esperada recompensa. Sin embargo, este arduo trabajo de búsqueda siempre te da alguna gran sorpresa que, en el caso del protagonista de esta historia, pesaba 2,5kg.

seta boletus gigante alava

Aitor tras encontrar el boletus edulis de 2,5kg.

Aitor Sáenz-López salió el pasado viernes a recolectar por la Llanada. Su familia es amante de las setas, y llevan 4 generaciones buscando estos manjares por el monte. Una tradición transmitida de generación en generación que este viernes vivió un capítulo especial: Aitor se topó con un boletus de 2,5kg y 40 centímetros de diámetro.

"Un tesoro"

"Estaba buena y sana. Se podía comer", reconoce Aitor a Gasteiz Hoy. "La sensación que tuve es de coger algo único, un tesoro. En 40 años que tengo no había visto nada igual".

Sin embargo, no se la han comido. Muchas personas conocidas le han pedido ver y sacarse una foto con el boletus. Una situación ante la que Aitor decidió que no se la iban a comer. "Hemos cogido muchos kilos este año y no necesitábamos comerlo".

boletus gigante

Einar, hijo de Aitor, sostiene en casa el boletus recogido por su padre.

"Aunque la sensación era que sí se podría comer", reconoce. De hecho, comenta que, como se ve en las fotos, el boletus estaba en perfectas condiciones.

Así, este boletus edulis se ha paseado como un auténtico superstar por diferentes manos. "Se ha sacado fotos con todo el mundo", comenta Aitor, que asegura que, al final, lo ha "dejado pasar".

boletus gigante alava

Gerardo y Elvira (padres de Aitor) comparando el tamaño del boletus con su mano.

Pasada la época de boletus, con las primeras heladas de este finde, llegará la época preferida de Aitor: "Ahora tocará ir a por cantarelus, setas...". Aunque reconoce que todavía queda algún boletus pese a que en estas fechas "ya casi nadie coge".

Eso sí, lo seguirá haciendo en Álava, como siempre ha hecho. Reconoce que no le gusta desplazarse mucho para vivir su pasión. "No hace falta desplazarse a otros lugares", asegura. Y es que en Álava, aunque la fama se la lleven otros territorios, también se pueden encontrar este tipo de joyas.