Advertisement
Advertisement

La Policía Local incauta 120 kilos de bonito por no conservarse a la temperatura adecuada

21 agosto, 2019

Una pescadería iba a vender los 9 bonitos, que estaban a una temperatura muy superior de la recomendada en un remolque sin las condiciones higiénicas adecuadas

La Policía Local ha incautado 120 kilos de bonito que habían "roto la cadena de frío" y no tenían la temperatura adecuada para su conservación. En un operativo conjunto con el veterinario municipal, los agentes han intervenido con un varón de 64 años que pretendía venderlos en una pescadería. 

bonitos incautados vitoria

El remolque donde transportaban el pescado. Foto: Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

El suceso ha ocurrido a las 8:35 de este miércoles. Los policías han detectado un turismo con un remolque para perros en una zona reservada para vehículos de carga y descarga. La Policía Local ya había detectado y denunciado por infracción ese remolque en dicho lugar repetidas veces. Una patrulla estaba realizando un seguimiento exhaustivo del remolque; sospechaban que podía emplearse para transportar alimentos perecederos de forma irregular.

Y estaban en lo cierto: al inspeccionar su contenido detectaron un fuerte olor a pescado, procedente de algunos bonitos que había dentro del remolque. Varios más acababan de ser descargados en el interior de la pescadería.

bonitos incautados vitoria

Los bonitos incautados. Foto: Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

Los agentes solicitaron la presencia del veterinario municipal, que confirmó la "rotura de la cadena de frío" en los alimentos. Es decir: los bonitos estaban a una temperatura muy superior de la adecuada para su conservación. En el interior del pescado la temperatura era igual o superior a los 16 grados, cuando debería ser mucho menor. Además, el remolque donde se guardaban no reunía las características de isotermo-refrigerado ni contaba con condiciones higiénico-sanitarias.

Después de obtener el Acta de Inspección y Decomiso de la mercancía por parte del personal técnico-veterinario municipal, los agentes ha incautado finalmente 9 bonitos del interior de la pescadería y del remolque. Un total de 119 kilos de pescado que se han enviado para su destrucción, al no conservarse en las condiciones óptimas para su consumo.

La patrulla también ha realizado el correspondiente informe policial de la actuación, con la denuncia y apertura del expediente sancionador de las infracciones correspondientes.