Borja Lázaro: una búsqueda eterna

13 febrero, 2014

La desaparición de Borja Lázaro en la región colombiana de La Guajira sigue sin resolverse. En casi un mes de investigación aún no se ha descubierto pistas que puedan aclarar al menos la circunstancia de su desaparición. Desde Reporteros sin Fronteras pedían la semana pasada que se tome en serio la hipótesis del secuestro. El […]

La desaparición de Borja Lázaro en la región colombiana de La Guajira sigue sin resolverse. En casi un mes de investigación aún no se ha descubierto pistas que puedan aclarar al menos la circunstancia de su desaparición. Desde Reporteros sin Fronteras pedían la semana pasada que se tome en serio la hipótesis del secuestro. El hecho de que él no haya aparecido aún puede reforzar esta hipótesis, pero parece extraño que sus hipotéticos captores no se hayan puesto en contacto con la familia para exigir un rescate.

Su caída al mar también parece cada vez más complicada, ya que de ser así los expertos aseguran que el cuerpo debería haber aparecido ya en la playa. Respecto a que se perdiese en una región desértica, parece algo igualmente complicado. Aunque La Guajira es una región extensa (tres veces más que Euskadi), aún no se ha encontrado ningún rastro de él.

Los familiares siguen buscando e intentando conseguir cualquier dato sobre el posible paradero de Borja. Lo hacen por internet y movilizando a toda la gente posible, mientras la novia de Borja, de origen mexicano, permanece en La Guajira en busca de noticias de su pareja. Hace una semana la policía colombiana recibió varias pistas sobre la posible aparición de Borja, pero esto fue debido a la recompensa ofrecida, y todas ellas acabaron siendo falsas.

Ejército y Policía de La Guajira siguen rastreando la zona, aunque en las últimas jornadas han reducido el número de efectivos destinados a esta búsqueda. Borja cuenta con 34 años y es informático de profesión pero aficionado a la fotografía. El pasado mes de septiembre él se trasladó junto a su novia a Mexico, momento que él aprovechó para hacer un viaje por el continente americano. Tras un viaje por Sudamérica, Borja Lázaro volvió a La Guajira con el objetivo de enseñar a un poblado indígena las fotos que había realizado durante su trayecto.  Sin embargo, su desaparición se produjo en esa zona, tras una noche que se alargó junto a otros turistas en el hostal en el que se alojaba, con alcohol de por medio.

Las fuentes siguen siendo confusas, aunque en la última semana no ha habido noticias nuevas. Algunos de sus compañeros en el hostal (dos alemanes, una pareja de chilenas y varios colombianos) aseguraron inicialmente haber visto un coche aparcado frente al hostal con dos personas dentro. Posteriormente, aunque ebrio, uno de ellos creía haber visto a Borja salir con una linterna del hostal, pero dejando sus pertenencias en él. Y es que sólo falta el móvil y la linterna en la equipación que llevaba consigo. El resto de sus pertenencias se quedaron en el hostal.

Mientras las pistas siguen sin llegar, la familia vive cada vez con más tensión la situación en la que se encuentra el secuestro. Las dudas siguen sin resolverse y la preocupación cada vez parece mayor.

 

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad