Bosques comestibles: la solución sostenible para el futuro de las ciudades

10 julio, 2013

Una nueva forma de ocio y de entretenimiento se abre camino en los nuevos barrios de Vitoria. Vecinos de Salburua y Zabalgana trabajan en sendos barrios para dar forma a los llamados Bosques Comestibles. En el caso de Zabalgana el proyecto se encuentra ya en una fase algo más avanzada que en Salburua, donde medio […]

20130710-185401.jpgUna nueva forma de ocio y de entretenimiento se abre camino en los nuevos barrios de Vitoria. Vecinos de Salburua y Zabalgana trabajan en sendos barrios para dar forma a los llamados Bosques Comestibles. En el caso de Zabalgana el proyecto se encuentra ya en una fase algo más avanzada que en Salburua, donde medio centenar de vecinos mantuvo hace semanas un primer encuentro de acercamiento.

La Asociación Permakultura Kiribilore colabora con los vecinos de Salburua y les asesora para poder desarrollar esta nueva idea de cultivo, que tiene un objetivo socializador y de concienciación. Se trata de pensar en "relocalizar los alimentos". Estos Bosques Comestibles no buscan el autoabastecimiento de los que trabajan en él. Ello sería impensable. Eso sí, la cosecha de lo que allí se plante probablemente se repartirá entre los 'hortelanos' y aquellas personas que puedan verse necesitadas.

Para poder participar en estos bosques comestibles no es necesario saber trabajar en la tierra. Es más, según asegura Isabel Garnica, una de las vecinas impulsoras de la iniciativa, en la reunión celebrada en junio muchos de los participantes apenas sabían trabajar la tierra. Aquel encuentro fue la primera toma de contacto real entre los interesados y en él participaron cerca de 50 personas. "En la reunión había gente que te decía: no tengo ni idea de trabajar la tierra pero estoy dispuesto a hacer lo que sea necesario", asegura Pedro Ferrero, de la asociación Kiribilore: "Veo mucho interés en gente que no ha tenido contacto con el pueblo".

El Ayuntamiento ha reservado una parcela de 6.500 euros para un Bosque Comestible en Salburua, junto al Río Errekaleor. Parcela que se irá trabajando de forma progresiva una vez que el proceso vaya desarrollándose. Aún así, este jueves los propios vecinos realizarán una visita guiada por otras dos posibles ubicaciones. La cita será a las siete de la tarde en los locales de la Asociación de Vecinos del Barrio.

Pedro Ferrero insiste en que el proyecto no es de un huerto urbano, sino de bosque comestible: "Es un huerto urbano en tres dimensiones, en el que se mezclan árboles, plantas trepadoras o arbustos". En ese espacio habrá plantas medicinales y alimenticias, en las que se podrá obtener verdura, hortalizas, bayas, plantas aromáticas, frutos o frutos secos, entre otros productos. Para ello habrá que seleccionar las plantas previamente.

Sobre el destino final de la cosecha, aún no hay nada decidido: "Aún estamos en una fase embrionaria, tirando la semilla; es posible que vaya a los que participan pero también a los necesitados. Se trata de compartir y repartir".

20130710-185520.jpg