La Calle Corazonistas tendrá una acera más ancha con el derribo del muro

| 15 octubre, 2020

El Ayuntamiento modifica urbanísticamente la zona para poder ampliar la acera en un futuro

La Calle Corazonistas ampliará su acera este, la más cercana al convento de las Salesas. Pasará de tener unos 2 metros a 5 metros de anchura. Esta ampliación llegará con el derribo del actual muro que separa la calle del huerto. Actualmente hay un muro de piedra, de unos 3 metros de altura, que delimita las huertas. Una muralla que genera además una sensación de agobio entre la acera y los vehículos.
derribo muro calle corazonistas

El derribo del muro se producirá próximamente, aunque no hay una fecha para el inicio de las obras. Lo que se ha completado ahora es la modificación urbanística para que se ceda a Vitoria-Gasteiz esta parte de la calle. Aún siguen los trámites, para convertir además la manzana en equipamiento educativo, y desligar las Salesas del Campus Universitario. Este mes de octubre tiene lugar la consulta pública sobre el cambio urbanístico, y el proceso estaría prácticamente acabado.

En su día estas huertas de las Salesas iban a convertirse en calle: el paseo peatonal Rene Cassin cruza actualmente el Campus de la UPV. Estaba prevista su continuidad hasta el colegio Corazonistas, atravesando los huertos de las Salesas. Sin embargo en 2014 se rechazó esta posibilidad y el Ayuntamiento renunció a ampliar el paseo.

Ahora el Ayuntamiento ha modificado urbanísticamente la zona: las Salesas seguirán contando con las huertas y a cambio deberán ceder una porción de terreno al oeste de la finca.

La ampliación de la acera de Corazonistas se hará únicamente en los tramos en que está el muro. No se derribará ningún edificio, y por tanto el resultado de la acera es desigual. El Ayuntamiento está actualmente con los trámites urbanísticos: una modificación del PERI de la UPV para ‘sacar’ de dicho plan la parcela de las Salesas. Esta parcela combina el servicio de Monasterio con el de residencia universitaria y colegio concertado.


5 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Alexander dice:

    El mayor problema de esa calle es la doble fila y con esto no se arregla.
    Ampliar la calle a cachos me parece bastante inútil, pero viendo las cosas que hacen no me sorprende

  2. Petra dice:

    La noticia importante e interesante no es la ampliación de la acera.

    La noticia que subyace es la cesión de terrenos para la construcción del enésimo colegio concertado en la ciudad (NClic). Colegio que pertenece a la fundación ultracatólica Arenales (con sede en Madrid) y que segrega a su alumado por sexos en varios de sus centros escolares (no en Vitoria, por el momento).

    Como carta de presentación, para saber con quienes estamos tratando sirva este ejemplo… este colegio vitoriano trasladó en horario lectivo a sus alumnos para acudir a la iglesia y recibir el sacramento de la Confirmación, sin consentimiento de los padres. Sí, has leido bien: sin consentimiento de los padres.

    Hay determinados hábitos que pertenecen a siglos pasados, y quienes los practican deberían quedar excluidos de cualquier tipo de financiación pública.

  3. titin dice:

    Que aprovechen para poner aparcamientos en batería, no es mala zona para aparcar quienes quieran acercarse al centro , y casi se duplicaría su capacidad actual ( no es fácil encontrar espacio libre para el coche en esa calle) . Otra cosa es que al Ayuntamiento le interese, aunque tambie´n podría aprovecharse y extender la OTA ( ya lo estoy viendo, de alguna forma tendría que sacar tajada ). Se podría evitar también en parte los problemas de las dobles filas del colegio, salidas y entradas. Ya veremos cómo queda todo.

  4. Realista dice:

    Que se amplíe la acera me parece bien (respetando los árboles existentes, como dice Asun), pero luego si lo que ponen es un mamotreto de hormigón al estilo portal de Lasarte donde la sede de Ensanche21… pues a mi personalmente estos muros de piedra me resultan mucho más agradables y no me parecería tan buen cambio.

  5. Asun dice:

    Esperemos que no derriben los árboles que se aprecian en la fotografía, justo pegados al interior del muro, quedando incorporados a la nueva acera y a la vía pública para disfrute de los ciudadanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad