La Calle San Prudencio perderá las jardineras y cambia las baldosas por asfalto

3 abril, 2014

[poll id="43"] El Ayuntamiento de Vitoria ya tiene perfilada la reforma de la Calle San Prudencio, en un intento por hacerla "más funcional" y por ayudar al comercio y a la hostelería. El equipo de Gobierno ha confirmado a Gasteiz Hoy la información filtrada al diario El Correo, en la que se anuncia que la […]

Recreación de la Calle San Prudencio. Autor: Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

Recreación de la Calle San Prudencio. Autor: Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

[poll id="43"]

Calle San Prudencio

El Ayuntamiento de Vitoria ya tiene perfilada la reforma de la Calle San Prudencio, en un intento por hacerla "más funcional" y por ayudar al comercio y a la hostelería. El equipo de Gobierno ha confirmado a Gasteiz Hoy la información filtrada al diario El Correo, en la que se anuncia que la céntrica vía de Vitoria perderá sus actuales baldosas, que serán sustituidas en la parte central de la calle por asfalto fundido pulido en la parte central (en los laterales seguirá habiendo baldosa).

Este tipo de asfalto se ha utilizado desde hace décadas en muchas calles de Vitoria, especialmente en los barrios de la periferia. En el centro su uso se ha realizado en las obras de Ricardo Buesa y en los pasos sobre el Tranvía en la Avenida. En barrios como Zaramaga, Adurza o Ariznabarra muchas de las calles utilizan este tipo de asfalto, aunque sin pulir.

San Prudencio

Eso sí, las diferencias entre un tipo de asfalto y otro son evidentes.  En los últimos años se ha mejorado la terminación de este material, con el pulido posterior, que deja un tono más grisáceo y deja ver la composición del material.

Aunque estéticamente puede resultar mucho menos atractivo, el asfalto fundido es más resistente al paso de los vehículos. Y es que actualmente el principal problema de San Prudencio es el paso reiterado de los vehículos, tanto de Carga y Descarga como los trailers que acceden al Teatro Principal.

La reforma de San Prudencio también contempla el adiós de las jardineras y de los bancos actuales. De esta forma la calle sigue así la estela de la Calle Dato y de otras zonas de Vitoria en las que también se ha optado por eliminar el mobiliario urbano. De esta forma la calle se convertirá en un espacio abierto, en el que no habrá más presencia que las de la gente y las terrazas. El ayuntamiento ha confirmado la previsión de que las obras arranquen tras las fiestas de La Blanca.