Vitoria-Gasteiz, la ciudad que lideró los cambios sociales en los 80 y 90

17 febrero, 2021

Vitoria-Gasteiz fue referente en avances sociales durante los 80 y los 90: aprobó el registro de parejas de hecho, el 0,7% y la oficina de objeción de conciencia

La entrada en la Unión Europea y la modernización del país en los ochenta y noventa supuso un importante cambio social. La transformación de algunas ciudades fue el mejor ejemplo de este cambio. La apertura al mar de Barcelona con las olimpiadas, la Expo de Sevilla (con el Ave) o el efecto Guggenheim en Bilbao son algunos de los ejemplos más paradigmáticos.

Pero en aquellos años, otras ciudades vivieron importantes cambios y avances que iban mucho más allá de lo urbanístico. Durante aquellas décadas Vitoria-Gasteiz creó un modelo de ciudad pionero en muchos aspectos a nivel nacional y que, aún hoy, sigue siendo seña de identidad de la ciudad. Repasamos los más importantes:

Parejas de Hecho

En marzo de 1994 el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz creó el primer registro voluntario de uniones civiles a nivel nacional. El objetivo de dicho registro en palabras del entonces alcalde José Ángel Cuerda fue “asegurar la protección social, económica y jurídica de las parejas formadas al margen del matrimonio”.

Hoy en día este registro es habitual y son muchas las parejas que se encuentran inscritas en los mismos. Sin embargo, hace más de veinticinco años resultó claramente innovador. No solo por intentar otorgar protección a aquellos que se inscribían, sino porque equiparaba por primera vez parejas heterosexuales y homosexuales, una década antes de la ley del matrimonio homosexual aprobada en 2005.

Pese a tener solo carácter administrativo y en muchos casos solo simbólico, aquel registro supuso un importante avance social y puso de manifiesto una realidad hasta entonces obviada por la legislación vigente.

Pincha en la imagen para ve el reportaje de Informe Semanal

Objeción de Conciencia

A comienzos de los noventa, cuando el servicio militar era aún obligatorio, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz puso en marcha la primera oficina municipal de objeción de conciencia. Ampliaba los cometidos de la asesoría municipal creada a tal fin en 1988.

Según datos municipales en 1991 el 44% de los jóvenes vascos se declararon objetores. Ese mismo año el consistorio recibió un total de 595 consultas individuales sobre objeción de conciencia y más de 600 en los tres primeros trimestres de 1992. Solo en Álava en julio de aquel año el número de objetores ascendía a 1.200.

La oficina de objeción de conciencia tuvo como principal finalidad “sensibilizar a la comunidad y efectuar una labor de apoyo y asesoramiento para que se entienda que la objeción de conciencia es un derecho fundamental”. Es importante contextualizar el surgimiento de esta oficina municipal dentro de una concepción antimilitarista y pacifista de la sociedad que por aquellos años experimentó un importante auge como consecuencia de la primera guerra del Golfo y la guerra de los Balcanes.

El 0,7%

En 1988, el pleno municipal asumió el compromiso de que el 0,7% del presupuesto municipal fuese destinado a proyectos de cooperación y desarrollo en países del tercer mundo. Esta cifra acordada a nivel internacional y que muy pocos gobiernos cumplen, pretende promover el progreso económico y social global, sostenible y equitativo mediante proyectos público-privados.

Gracias a esta partida, Vitoria-Gasteiz ha financiado infinidad de proyectos que han permitido la mejora de las condiciones de vida de mucha gente en países del tercer mundo, mediante proyectos de potabilización y suministro de agua, educación o sensibilización en la materia entre otros.

Vista aérea del entorno de la plaza de la Virgen Blanca en 1992. CC BY-NC 4.0 2015 / KUTXATEKA / Fondo Pello López

Estas políticas y proyectos municipales junto con otros como el Anillo Verde, iniciado en 1993, la construcción de centros cívicos como espacios de socialización e integración o el proyecto de recuperación del Casco Viejo y su patrimonio, son algunos ejemplos que situaron a Vitoria-Gasteiz en una sociedad moderna y solidaria al nivel de las zonas más avanzadas de Europa.

2 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Tiempos pasados no deberían ser mejores, en Vitoria, tristemente, si lo son dice:

    Como dice el comentario que me precede, la ciudad que fue puntera en las últimas décadas del siglo XX se ha quedado ensimimismada en los primeros veinte años del siglo XXI, estaba y está profundamente dormida, no ilusiona a casi nadie, no atrae ningún interés, es un muermo infufrible. Los políticos que tenemos ahora y hace quince o 20 años, aparte de que muchos son los mismos -da igual de que partido sean- lo único que les importa es calentar su sillón y engordar su patrimonio y mientras tanto en sus batallitas infantiles y mientras la ciudadanía, mucha de ella creyendose que no hay nada mejor en el mundo que Vitoria. Fuimos, pero hace muchísimo tiempo que dejamos de ser para ya no pintar nada, ciudad cada vez más dejada de la mano de dios o de quien sea, más sucia, con un patrimonio descuidado, con un centro desangelado, con edificios desaprovechados o inutilizados. Ciudad que apenas invierte en futuro que vive de recuerdos, mientras en otros sitios, cercanos y lejanos avanzan, aquí vivmos de lo que otros hicieron y mientras tanto dormidos y durmiendonos en los aureles. Ciudad cada vez más penosa y menos apetecible. Triste realidad de una ciudad que fue puntera y hoy no pinta nada.

  2. Pocaverguenza dice:

    Y los herederos (políticos, técnicos y agentes sociales con ganas de vivir del cuento) están dilapidando, esquilmando y desprestigiando absolutamente todo de lo que nos sentíamos orgullosos.
    Vitoria ya no resalta por nada…. le han adelantado por la izda, la derecha y por encima…….
    Cada vez tengo más claro que en Vitoria-Gasteiz y en Alava hace falta un nuevo partido político bien montado que pueda defender su posición y estatus… incluso a costa de perder la subvencion del pnv gobierno vasco…. total todo el dinero que entra va para las empresas del circulo del Euskadi Buru Batzar… es decir retorna a Bizkaia.
    También creo que hace falta un Banco Vitoriano o Alaves….. cada día lo tengo más claro….. lo dejo para los emprendedores… que por subvenciones a fondo perdido para emprender cualquier mamarrachada estamos sobrados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad