Advertisement
Advertisement

Bizikleteroak considera una "chapuza" "sin sentido" el carril bici de 8 de Marzo

19 diciembre, 2020

La asociación critica el nuevo proyecto de carril bici porque no tiene sentido y no se ha pensado en las bicis

Bizikleteroak ha denunciado que el carril bici contrasentido previsto en 8 de marzo "no tiene ningún sentido". Asegura que "en esta avenida con dos sentidos de circulación, los contrasentidos no tienen ningún sentido de ser".

Cuestiona además que no se haya informado del proyecto y denuncian que estas infraestructuras ciclistas están expresamente desaconsejadas. En una nota de prensa la asociación califica directamente de "chapuza" la propuesta.

El nuevo carril bici será unidireccional a ambos lados de la mediana. Pero irá por cada lado en sentido contrario al de la circulación de vehículos. Un carril similar a los que hay en otras calles, pero que en este Bulevar choca porque ya es una calle con dos sentidos diferenciados de circulación.

avenida 8 de marzo bicicarril

La asociación critica además que se enteró de esta actuación a través de Gasteiz Hoy. Lamenta además que "el objetivo de esta intervención no es la de conseguir una infraestructura ciclista segura, sino la de calmar el tráfico de la zona".

"Las infraestructuras ciclistas en la parte central de las calzadas o en las medianas están desaconsejadas. Sólo tienen sentido cuando no hay viviendas ni comercios a los que acudir a ambos lados de la calle. En una avenida como ésta, obliga a ciclistas a tener que ir hasta los pasos peatonales, sin prioridad ciclista, para poder cruzar a las aceras donde se ubican viviendas y comercios".

Bizikleteroak insiste en que toda "infraestructura ciclista tiene que ser planificada para garantizar su coherencia, su utilidad y sobre todo su seguridad, y con el presupuesto necesario para ello. Hacer infraestructuras ciclistas como herramienta para calmar el tráfico con “migajas” presupuestarias nos aboca a chapuzas como ésta".

La asociación considera que el carril bici tendrá uso, pero denuncia su hartazgo: "Hemos llegado al hartazgo. Comprobamos, año tras año, que nunca hay presupuesto suficiente para infraestructuras ciclistas razonables".