Cartas a la hostelería para insonorizar bares y restaurantes antes de diciembre

4 mayo, 2022

Los establecimientos piden relajar las exigencias, mientras los partidos políticos estudian una moratoria de esta medida

La hostelería de Vitoria-Gasteiz está preocupada por la insonorización de sus establecimientos. La ordenanza aprobada en 2010 obligaba a insonorizar todos los locales antes de diciembre de 2022. En estos 12 años todas las nuevas licencias de hostelería han cumplido con los requisitos, pero los locales que abrieron antes deberán adaptarse. Y tienen de plazo hasta el 2 de diciembre, salvo que haya una nueva moratoria.

La ordenanza obliga a insonorizar todos los establecimientos de hostelería: no solo los pubs y las discotecas. También los bares, restaurantes, e incluso las degustaciones. El problema es que el aislamiento tiene un coste muy elevado y obliga a una reforma integral. Una reforma que muchos locales no pueden afrontar: en algunos casos son personas cercanas a la jubilación, en otro locales en alquiler o espacios que no pueden acometer esa inversión.

El miedo ha llegado en los últimos días a los hosteleros. El Ayuntamiento ha remitido una carta a los establecimientos que no tienen registrado su nivel de insonorización: la mayoría. La carta les recuerda el fin de la moratoria y, por tanto, la obligación de adaptar el local. La hostelería considera esta carta una nueva amenaza para el sector, que puede provocar numerosos cierres de personas que no pueden afrontar la inversión. El consistorio sí asegura en la misma carta que habrá subvenciones para poder ajustarse a la normativa.

Carta remitida a los bares

hosteleria carta insonorizacion

Los hosteleros consideran innecesaria la reforma en aquellos establecimientos que no generan ruido. Establecimientos que no cumplen con la ordenanza, pero que tampoco emiten grandes decibelios. En muchos casos el mayor ruido de estos bares y degustaciones se genera por la televisión, la cafetera o alguna discusión en torno a una partida de cartas.

EH Bildu y PP han reclamado una moratoria en la insonorización de los locales, algo que desde el Gobierno Municipal también valoran como adecuado. Aunque los hosteleros creen necesario adaptar la ordenanza, y exigir la insonorización únicamente a los locales que la necesitan.

El PP recuerda que "solo el 19% de los hosteleros han insonorizado sus establecimientos", alerta el PP. El PP ha remarcado que esta obligación de insonorizar podría afectar a 1.783 establecimientos de hostelería, pubs y discotecas. Más allá del 19% que lo tiene hecho, "el 45% no ha podido adaptar todavía sus locales", asegura el grupo popular. Del 34% restante, el Ayuntamiento no tiene datos antes de terminar 2021.

EH Bildu, cree además que "no basta únicamente con cambiar la fecha y dar más años. Se debe conjugar un alargamiento del plazo con ayudas económicas y garantías de su cumplimiento para las comunidades vecinales".

Entre los locales ya insonorizados sí están la mayoría de pubs y discotecas de Vitoria-Gasteiz, ya que las licencias se han concedido en muchos casos sujetas a esta insonorización. Y, al mismo tiempo, aquellos locales que generaban más problemas han debido adaptarse a la normativa.

Insonorizar bares

Los requisitos de la ordenanza obligan a instalar suelo flotante, techo acústico y al revestimiento de las paredes. El aislamiento acústico depende del horario del establecimiento y del nivel de emisión de la música. Por ello, la ordenanza establece cuatro grados de aislamiento:

  • Bajo: locales cuyo nivel de aislamiento acústico es igual o superior a 60 dB. Corresponde a las degustaciones (Grupo 1)
  • Medio: establecimientos cuyo nivel de aislamiento acústico es igual o superior a 67 dB. Corresponde al Grupo 2, la mayoría de bares y restaurantes.
  • Alto: locales cuyo nivel de aislamiento acústico es igual o superior a 75 dB. En este caso están los Pubs, el grupo 3.
  • Especial: establecimientos cuyo nivel de aislamiento acústico es igual o superior a 80 dB. Aquí entran básicamente las discotecas.