Casa Alfaro: 25 años en ruinas y sin solución a la vista

7 febrero, 2022

El Ayuntamiento reconoce que es difícil tramitar el expediente respecto a la protección de la Casa de los Alfaro

La Casa de los Alfaro lleva ya 25 años en ruinas y el Ayuntamiento estudia aún si rebajar el grado de protección para permitir un uso como hotel. El Ayuntamiento ha reconocido que el expediente "es muy complicado" de tramitar. Esta casona es, junto a Zulueta, la única que queda de aquella Manuel Iradier en la que abundaban las casonas estilo Ciudad Jardín.

En 1996 los entonces propietarios solicitaron la ruina económica del edificio, lo que le hubiese permitido a los propietarios derribarlo. Pero desde 1996 el Ayuntamiento no ha concedido nunca la ruina. Es decir: el edificio sigue protegido y la pelea sigue entre propietarios e institución.

El solar es muy jugoso para los propietarios con un derribo para la posible construcción de viviendas. Pero la protección del edificio lo impide. Hace apenas un año los nuevos propietarios pidieron "rebajar la protección" de este inmueble para poder mantenerlo y, al mismo tiempo, darle salida. De esta forma su idea era construir un hotel, adosando un nuevo edificio al actual.

casa alfaro fournier

La situación estratégica de esta casa hace que el solar tenga un alto valor especulativo. De hecho el deseo de los propietarios era la declaración de ruina del inmueble para levantar en el lugar otro nuevo edificio.

25 años en ruinas

El Ayuntamiento conoce el estado de la Casa de los Alfaro desde hace años. Y es que este problema se alarga desde hace, al menos, 25 años. Esta casona se decretó en ruina económica en 1996 por parte de Félix Alfaro. 10 años más tarde, en 2006, su propietaria en aquel momento, Urvasco S.A., también declaró la casona en ruina total ante el Ayuntamiento.

Con la quiebra de Urvasco el edificio pasó a manos de Caixabank, quien lo vendió posteriormente a una promotora.

El Ayuntamiento asume que el edificio está en un estado "pésimo"

El Ayuntamiento permitió a través de un expediente el 5 de marzo de 2021 limpiar y acondicionar la parcela para hacerla más segura. Además, la propiedad también iba a revisar y apuntalar lo que fuera necesario en el edificio para mantener la casona en pie. Sin embargo, el edificio sigue en un estado "pésimo".