Casco Viejo: entre el abandono y la especulación

| 15 marzo, 2021

La asociación de vecinos del Casco Viejo denuncia la situación de la vivienda en el barrio, “con alrededor de 1.000 viviendas vacías” y prácticas especulativas que elevan el precio de los alquileres

“En el Casco Viejo edificios enteros se están dejando derruir para especular con el suelo”. Es la afirmación de Manu Arakama, presidente de la asociación de vecinos Gasteiz Txiki. Basta darse un paseo por las calles del centro histórico para ser conscientes del estado de la mayoría de edificios, muchos de ellos vacíos. Y especialmente en la zona norte del barrio.

La asociación cifra en alrededor de 1.000 las viviendas actualmente vacías en el Casco Viejo. Un informe del Ayuntamiento fechado en 2016 cifraba en un 20,5% el porcentaje de viviendas vacías en el barrio. Hace cinco años era la zona de Vitoria con más viviendas sin gente empadronada junto con el Ensanche y las zonas rurales.

Datos a los que sumar el estado “ruinoso” de algunos de estos edificios. Los hay que llegan a estar vallados por el riesgo de que se produzca algún desprendimiento. De hecho, Arakama hace la distinción de dos Cascos Viejos: una zona sur con viviendas reformadas y en mejor estado, y la zona norte, con viviendas en un mal estado de conservación y precios excesivamente altos para el estado de las viviendas.

Propietarios


“Dentro de la oferta inmobiliaria hay grandes tenedores, sin escrúpulos, que no están renovando contratos para aumentar el precio de los alquileres o ponerlos en venta” denuncia Arakama. Es una de las piezas de este barrio, los grandes propietarios privados. Desde la asociación denuncian que estos propietarios buscan subir los precios de los alquileres para sacarles más rendimiento económico, lo que afecta al precio del alquiler medio del barrio.

“Hay grandes tenedores que no están renovando contratos para aumentar el precio de los alquileres o ponerlos en venta”

Otra de las piezas clave son los propietarios privados. “La casuística es muy amplía” explica Arakama: “Destacan los vecinos y vecinas que viven solos y que no pueden hacer frente a los gastos que conllevaría la renovación de los edificios”. En muchos casos, estas personas también se ven abocadas a marcharse del barrio, lo que provoca que “se den abandonos de edificios como algo cotidiano”. Hay edificios precintados en varias zonas del barrio por el riesgo de derrumbe.

A estos dos grupos, mayoritarios, se suman las entidades financieras. Viviendas que acaban en manos de bancos por los embargos o el cobro de hipotecas. Una veintena de estas viviendas están a la venta en Idealista. Se encuentran en venta de la mano de grupos como Servihabitat (con pisos de entidades como Caixabank o la antigua Caja Navarra y en el que también tiene participación el grupo norteamericano Lone Star). En la web repiten nombres como Coral Homes S.L (con la mayoría de las viviendas de Caixabank) o Gramina Homes S.L. (con viviendas de la entidad Bankia mayoritariamente).

piso venta casco viejo gentrificacion

Piso en venta en un edificio tapiado por riesgo de derrumbe

Otras entidades aparecen representadas por el grupo Aliseda (con activos del Banco Santander y el fondo Blackstone) o el Grupo Haya (con viviendas del BBVA). También tiene presencia el grupo catalán Outlet de Viviendas, con pisos en venta procedentes de distintas entidades financieras. En el caso de las entidades vascas, Kutxabank tiene su propia web de venta de viviendas, aunque en este caso con únicamente dos en venta a fecha de este reportaje. En el caso de Caja Laboral únicamente hemos encontrado a la venta locales comerciales.

Estos anuncios se caracterizan por ser de viviendas en malas condiciones, muchas de ellas ni siquiera se muestran por dentro. Los precios van desde los 38 mil hasta los 100 mil euros, la mayoría de ellos, aunque la mayoría se encuentran en un estado ruinoso. De hecho hay a la venta pisos a los que no se puede entrar porque están precintados por seguridad. Es el caso de viviendas en Santo Domingo 38 y y 42.

piso en venta en un edificio tapiado por riesgo de derrumbe

Piso en venta en un edificio tapiado por riesgo de derrumbe

Hay que tener en cuenta que existen viviendas de bancos que no se encuentra en venta libre sino que se destinan a alquiler social, en algunos casos administrado por organismos públicos. Es el caso de Kutxabank, que si bien tiene dos viviendas en venta libre, el número de viviendas en alquiler social en el barrio es de 14. De este número, algunas son administradas a través de acuerdos con Alokabide (Gobierno Vasco) y otras son contratos de “renta antigua”, según fuentes consultadas de la entidad. El resto de entidades no ha aportado datos al cierre de este reportaje.

En el barrio también se encuentran los llamados pisos turísticos, que se reforman para hacer negocio con ellos. Una situación que Arakama resume en el término “prácticas especulativas” y que dificulta el relevo generacional de los vecinos.

Otra parte de las viviendas del Casco Viejo pertenece al Ayuntamiento a través de la sociedad  municipal Ensanche XXI, que gestiona alrededor de 800 inmuebles en toda la ciudad. Aunque desde el consistorio no aportan datos de cuántos de estos se sitúan en el Casco Viejo. Nos remiten al proyecto del plan de regeneración urbana del barrio, que se presentará en unos meses y en el que actualmente se está trabajando.

Gentrificación


Se denomina así al fenómeno que ocurre, sobre todo, en ciudades con un gran número de turistas como Barcelona o San Sebastián. Vecinos del barrio de toda la vida se ven obligados a vivir en otro lugar más alejados del centro por un encarecimiento de los precios de la vivienda. O la no renovación de los contratos de alquiler para poder así elevar el precio de los mismos. La asociación de vecinos del Casco Viejo denuncia que también se da en nuestra ciudad. Un efecto que se suele asociar comúnmente a los pisos turísticos pero en el que entran también otras variables en juego, como la subida del precio de los alquileres tradicionales.

En el barrio, eso sí, se está dando un progresivo cambio generacional. “Antes habían un problema de envejecimiento (…) ahora se aprecia cierto rejuvenecimiento” explica Arakama. En muchos casos son familias migrantes las que llegan al barrio, sobre todo a la zona norte “donde los niveles de pobreza son mayores”. Es en estos casos donde más se perciben los precios de los alquileres abusivos por “viviendas en muy mal estado.”

Dos Cascos Viejos


La realidad es que el Casco Viejo se podría dividir en dos partes muy diferenciadas. Por un lado se encuentra la zona de Portal del Rey, Cuchillería o Correría, donde se está dando una renovación de los edificios. Bien para venta o bien reformas privadas. Mejoras impulsadas también por la existencia de los llamados “pisos turísticos” disponibles en plataformas como Airbnb.

En este sentido, Arakama lamenta la decisión del Ayuntamiento hace un año, que permite el desarrollo de edificios turísticos en edificios completos. Hasta entonces sólo se permitía en las primeras plantas. “Es una forma encubierta de dejar en manos privadas la reforma del Casco Viejo” denuncia. Según el alcalde, Gorka Urtaran, con este cambio de normativa se buscaba “impulsar la revitalización de este barrio de Vitoria-Gasteiz, poner en valor el patrimonio edificado y potenciar las actividades económicas en sus calles y cantones.”

Según denuncia Manu Arakama muchos de esos pisos no cuentan con licencia ni la placa que exige la ley. “Hay una actividad encubierta de economía sumergida” explica. La asociación de vecinos del barrio cifra en medio centenar, entre los registrados y no registrados, los pisos dedicados a fines turísticos.

Por otra parte se encuentra la zona norte del Casco Viejo. La más empobrecida, con una mayoría de habitantes inmigrante y con precios de los alquileres desorbitados teniendo en cuenta que son viviendas en unas “muy malas condiciones”. “Los alquileres oscilan entre los 500 / 600 euros con el agravante de ser pisos que están en estado lamentable. Son inhabitables y se aprovecha de la situación de muchas personas para especular” lamenta el portavoz de la asociación Gasteiz Txiki.

Futuro


Arakama pide implicación a las instituciones para que se dé “una apuesta por la rehabilitación integral de verdad, que la gente pueda vivir dignamente”. Cuestión que se tratará en el próximo Auzogune, junto con la petición de traslado del actual centro de salud del barrio al antiguo hospicio. Piden, además, dotar de más equipamientos al Casco Viejo, “para responder a las actuales necesidades del barrio”.

En este sentido el Ayuntamiento de Vitoria está trabajando en un plan de regeneración urbana junto con agentes sociales del barrio de cara a realizar un diagnóstico de la situación de la vivienda en el Casco Viejo y crear una hoja de ruta con la vista puesta en la rehabilitación integral del barrio. Un plan cuya andadura empezó en septiembre del pasado año y del que habrá novedades en próximas fechas, según explican fuentes municipales.


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Luis dice:

    Para cuando algo así desde el ayuntamiento o gobierno vasco
    El Govern balear expropia el uso de 56 pisos vacíos de bancos y fondos de inversión durante 7 años
    Necesitamos una ley para acabar con la especulación de alquiler
    https://www.lavanguardia.com/economia/20210302/6262383/govern-balear-expropia-56-pisos-vacios-bancos-fondos-inversion.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

gasteiz hoy

Primer periódico digital de Vitoria.
Noticias Vitoria-Álava

En Gasteiz Hoy encuentra las últimas noticias de Vitoria y Álava. Somos el primer periódico digital de Vitoria-Gasteiz sobre la ciudad, los barrios y toda la actualidad que afecta a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz. Ocio en Vitoria, Turismo Vitoria, Obras de Vitoria, información de Tuvisa Vitoria-Gasteiz, Tráfico de Álava y otras noticias de Vitoria y Álava. Periodismo ciudadano e independiente para lectores alaveses críticos en el primer periódico digital de Vitoria. Gasteiz Hoy, todos los derechos reservados.