Advertisement
Advertisement

Caser ignora las reclamaciones de sus trabajadores, que hoy vuelven a concentrarse

30 marzo, 2017

Los paros se han venido produciendo desde hace un mes, sin ningún tipo de reacción por parte de la empresa

caser residencial protestasLos trabajadores de Caser y familiares de pacientes volverán a protestar este jueves frente a la residencia para protestar por sus condiciones laborales y por la falta de personal.

"En las residencias forales tienen tienen 4-6 residentes y en Caser ahora mismo estamos en 12-13" denunciaba el Comité de Empresa de esta residencia ubicada en Alto del Prado.

La protesta tendrá lugar, como cada jueves, de 5:30 a 6:30 de la tarde. En el mes que los trabajadores (mayoritariamente son mujeres) han realizado las protestas se han producido tres despidos, según han denunciado los sindicatos.

"Hacemos verdaderos milagros para atender a los pacientes como se merecen", defienden desde el Comité. Para causar el menor problema a los residentes, los paros se realizan de 5:30 a 6:30, cuando suelen producirse las visitas y los residentes están acompañados. "Los familiares han puesto muchas quejas y ellos nos dan la razón, pero queremos visibilizar nuestra situación. Haremos los paros a esta hora porque es cuando vienen las visitas y están atendidos".

Las protestas se repiten todos los jueves de 17:30 a 18:30

Los paros llegan tras más de un año de negociación sin éxito: "Después de 14 meses de negociación hemos tenido suficiente paciencia para negociar antes de hacer movilizaciones". Por eso exige la implicación de la Diputación y del Ayuntamiento, y advierten de que "el conflicto se va a radicalizar porque los trabajadores no pueden más".

Caser cuenta con 54 plazas concertadas con la Diputación, otras 25 en servicios sociosanitarios y el resto, hasta 150, son privados. Sin embargo desde la Diputación no ha habido ningún intento de mediación.

Los trabajadores también reclaman una subida salarial: "Tenemos el peor convenio del sector en toda la comunidad autónoma y tan sólo pedimos equipararlo al convenio de Bizkaia".