El Celta vence a un Alavés muy blando en defensa

20 diciembre, 2020

Dos remates muy fáciles de Brais Méndez desde el área pequeña marcaron el partido (2-0)

  • 1-0: Brais Méndez (19′)
  • 2-0: Brais Méndez (79′)

El Alavés concedió en defensa, y terminó pagándolo. Dos remates de Brais Méndez en el área pequeña y prácticamente sin marca dieron la victoria al Celta. Los gallegos se adelantaron y llegaron al descanso con un resultado de 1-0, que pudo ser más abultado. En la segunda, cuando más controlaba el Alavés, llegó la sentencia del Celta, que abortó todas las posibilidades albiazules.

Brais Méndez y Iago Aspas celebran un gol cerca de Ely, que se lesionaba minutos después. Foto: La Liga

Sin embargo, lo peor no fueron ni las sensaciones ni el resultado, sino la lesión de Rodrigo Ely. El italo-brasileño caía lesionado en el minuto 40, y salía retirado en camilla con muchos gestos de dolor. Por otro lado, Manu García volvió a jugar casi 10 minutos después de haber superado el Coronavirus.

Es el séptimo partido consecutivo de los de Machín sin ganar (4 empates y 3 derrotas). No consiguen los tres puntos desde el encuentro frente al Valladolid el 25 de octubre. Aunque en el comienzo de esa racha las sensaciones eran buenas, los dos últimos encuentros hacen ver que el nivel del equipo ha bajado notablemente.

Dominio del Celta

El Alavés volvió a salir enchufadísimo al encuentro. Joselu a pase de Lucas Pérez y Ely de cabeza perdonaron en los primeros cuatro minutos dos ocasiones claras para abrir el marcador. Los de Machín dominaban los primeros minutos, pero en cuanto se echaban demasiado para arriba, el Celta encontraba muy fácil los espacios.

Machín dejó a Laguardia en el banquillo, aún renqueante de su lesión la semana pasada frente al Huesca. Foto: Alavés

Sin embargo, ese dominio fue breve. Muy breve. Antes de llegar al minuto 10 el Celta ya manejaba el partido a su antojo. Acumulaba muchos hombres arriba, llegaban muy fácil al área de Pacheco. En una de las incontables ocasiones celtarras, y después de haber perdonado varias, llegó el gol. Lucas Olaza recibió solo en banda izquierda para centrar a Brais Méndez. Este, también muy solo, remató a placer desde el área pequeña y anotó.

El Celta no se conformó con ese gol: todo lo contrario. Siguió atacando una y otra vez, controlando el balón, y sacándolo jugado desde su portería. No en vano, el partido llegó al descanso con más de 70% de posesión para el Celta.

Lesión grave de Ely

Las lesiones habían condicionado el once del Deportivo Alavés. Ximo salió de inicio después de salir lesionado la pasada semana. Sin embargo, Machín había decidido dejar a Víctor Laguardia en el banquillo, aún renqueante de su lesión frente al Huesca. Su sustituto fue Rodrigo Ely, que en el minuto 38 cayó lesionado, al parecer, de gravedad. Ely ya sufrió una lesión en el ligamento cruzado, que le dejó prácticamente una temporada en el dique seco.

Rodrigo Ely salió del Abanca Balaidos en camilla y con evidentes gestos de dolor. Foto: La Liga

En los minutos restantes de primera parte, el Alavés se echó completamente atrás, y el Celta volvió a disponer de varias ocasiones. Aún así, el encuentro se fue al descanso con solo un gol de ventaja para los gallegos, aunque visto lo que habían ofrecido ambos equipos el resultado pudo ser más abultado.

En la segunda parte el Alavés jugó mucho más cerca del área del Celta. Los gallegos habían bajado mucho su intensidad, y esto permitió al Alavés sentirse cada vez más cómodo. El dominio albiazul era cada vez mayor, y la sensación era que el gol estaba cada vez más cerca.

La sentencia

Pese al bajón físico del Celta, el Deportivo Alavés no conseguía aprovecharlo y empatar el partido. Para buscar ese empate, Machín se decantó por Guidetti, que entró al campo por Lucas Pérez. El sueco venía de anotar dos goles en Copa, pero no corrió la misma suerte.

Cuando más estaba dominando el Alavés, los gallegos sentenciaron con una jugada aislada. Brais Méndez remató en el área pequeña, de nuevo solo, una jugada que los de Machín volvieron a defender mal. El Celta no había llegado bien físicamente al final del encuentro. Sin embargo, el Alavés no aprovechó esa superioridad física, y aunque siguió dominando el balón, no volvió a crear jugadas de peligro para Rubén Blanco.

Este 2-0 supone la segunda derrota consecutiva del Deportivo Alavés, que se queda con 14 puntos en la clasificación, y se acerque peligrosamente a la zona de descenso. El próximo partido llegará el miércoles a partir de las 10 de la noche frente al Eibar.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad