Un paseo por el arte y nuestra historia: el Cementerio de Santa Isabel

| 31 octubre, 2019

El Cementerio de Santa Isabel acoge gran parte de la historia de Vitoria-Gasteiz, y muchas muestras de arte

cementerio santa isabel vitoriaMás allá de modas como Halloween, este jueves los cementerios volverán a llenarse de gente y de vida. Cientos de personas acudirán, como es tradición, a visitar a sus familiares queridos coincidiendo con la festividad de Todos los Santos.

Vitoria cuenta con dos cementerios, muy diferentes entre sí. El de El Salvador está ubicado camino a Estíbaliz, y ocupa una gran superficie en las afueras de la ciudad. Fue abierto en 1973 ya que el de Santa Isabel había sido absorbido por la ciudad.

Es precisamente en este camposanto donde se encuentra la historia viva de la ciudad. Santa Isabel está ubicado en pleno barrio de Zaramaga y en él reposan miles de vitorianos junto con personajes tan dispares como Juan Díaz de Garayo (El Sacamantecas) o el General Álava. Marta Extramiana coordinará este domingo 28 de octubre y 4 de noviembre una visita a este lugar, a un precio de 6 euros, con inscripción previa en la Oficina de Turismo ( 945 16 15 98 ). Será a las 10:30 en euskera y a las 11:00 en castellano. Ella misma elaboró hace unos años una guía que recoge los datos más curiosos y significativos del camposanto vitoriano.

  • Documento:

  • Siglo XIX

cementerioLos cementerios se crearon en España a partir del siglo XVIII y XIX. Hasta entonces los enterramientos se realizaban en las iglesias o alrededores. Sin embargo en aquella época se analizó la insalubridad de estos enterramientos y las autoridades defendieron la creación de espacios para el enterramiento.

A comienzos del siglo XIX, coincidiendo con la invasión napoleónica y la Guerra de la Independencia, se habilitó el cementerio, a las afueras de la ciudad. En aquella época Vitoria-Gasteiz terminaba a la altura de la Calle San Ignacio, por lo que el cementerio estaba bastante alejado. “El Ayuntamiento instauró un sistema de carruajes para trasladar los enterramientos”, debido a la lejanía del cementerio en aquel entonces y a que la tradición hablaba de llevarlo a hombros. Estos traslados estaban regulados por el Ayuntamiento.

En 1835 se creó, dentro de Santa Isabel, un espacio para los no católicos. Espacio que estuvo separado hasta que durante la II República se secularizó el camposanto. Tras la Guerra el Franquismo devolvió el culto católico al cementerio, con un pequeño espacio para los no cristianos, pero en una zona más alejada de la entrada. A lo largo de los años el Cementerio se fue ampliando.

20130415-104955.jpgEntre todos los enterramientos destacan en Santa Isabel las 42 capillas-panteón. Zulueta, Ajuria o Hidalgo-Abreu son algunas de las familias propietarias de estos templos, que destacan por su calidad artística y por su tamaño.

Alrededor de estas capillas se encuentran cientos de panteones familiares o de congregaciones. Panteones que uno podría pasarse toda la jornada disfrutando, como obras de arte privadas abiertas al público.

Algunos de los que Extramiana destaca son los de la Familia Santamaría (forma triangular) o los de Velasco Fernández de la Cuesta: “Hicieron muchísimo por la cultura vitoriana”, destaca Extramiana de esta última familia. Uno de los panteones más antiguos, de 1825, es el panteón de los Marqueses de la Alameda.

Entre los vitorianos ilustres que reposan en el cementerio están el General Álava, el profesor y diputado foralista Mateo Benigno de Moraza, el explorador Manuel Iradier, el compositor de La Paloma Sebastián Iradier, el pintor Fernando de Amárica o el alcalde republicano Teodoro González de Zárate.

Xabier Landaburu o el general de la aviación Ignacio Hidalgo de Cisneros son otros de los ilustres vitorianos enterrados en Santa Isabel. Algunos de ellos tuvieron que ser enterrados en Vitoria con posterioridad. De época más reciente es, por ejemplo, Micaela Portilla. También el famoso Sacamantecas fue enterrado en una fosa en Santa Isabel.

También el muro de Santa Isabel fue protagonista de otro triste capítulo de la historia: decenas de personas fueron fusiladas durante la Guerra Civil por las tropas franquistas. Entre ellos están el poeta Lauaxeta o el médico Alfredo Espinosa. La fosa número 18 guardaba precisamente la mayoría de los fusilados en el Franquismo, aunque estos restos ya fueron trasladados en su mayoría al osario de El Salvador.


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Juan José Mª Araitoarro dice:

    Me ha parecido muy interesante saber algo de nuestra cultura y de nuestra historia, tan desconocida a pesar de tenerla en el centro de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Primer periódico digital de Vitoria.
Noticias Vitoria-Álava

En Gasteiz Hoy encuentra las últimas noticias de Vitoria y Álava. Somos el primer periódico digital de Vitoria-Gasteiz sobre la ciudad, los barrios y toda la actualidad que afecta a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz. Ocio en Vitoria, Turismo Vitoria, Obras de Vitoria, información de Tuvisa Vitoria-Gasteiz, Tráfico de Álava y otras noticias de Vitoria y Álava. Periodismo ciudadano e independiente para lectores alaveses críticos en el primer periódico digital de Vitoria. Gasteiz Hoy, todos los derechos reservados.