Una marea humana pide el cierre definitivo de Garoña

28 febrero, 2015

Una marea de cientos de personas se han manifestado esta tarde en Vitoria en contra de la reapertura de la central de Garoña. La marcha, que ha partido a las 19:05 de la Virgen Blanca, ha reunido a todos los sindicatos, las asociaciones más representativas del sector primario, organizaciones sociales de todo tipo, los concejos, […]

Una marea de cientos de personas se han manifestado esta tarde en Vitoria en contra de la reapertura de la central de Garoña. La marcha, que ha partido a las 19:05 de la Virgen Blanca, ha reunido a todos los sindicatos, las asociaciones más representativas del sector primario, organizaciones sociales de todo tipo, los concejos, alcaldes de los pueblos del entorno de la central, profesionales de la salud y de la educación, así como más de doscientas personas a título individual.

Bajo el lema “PP con 44 años basta. No reapertura hasta el 2031” los manifestantes han mostrado su rechazo a una posible reactivación de la central y han destacado que la central nuclear, no es necesaria para asegurar el abastecimiento energético.

Los manifestantes coreaban gritos como: “Garoña itxi betiko”, “Oña,oña,oña Garoña ni de coña”, o “Garoña y PP contra el pueblo no vais a poder”.

Según Alberto Frías, portavoz de Araba sin Garoña, la marea de hoy “tiene que servir para romper los duques de contención a la voluntad popular.  Además debe servir para impulsar “la hoja de ruta” trazada dirigida a imposibilitar la reapertura de la central “más allá de las declaraciones vacías de contenido”.

Los profesionales sanitarios alertan de que entre los residentes de las inmediaciones de Garoña se ha detectado un aumento de cánceres y una tasa más alta de mortalidad por leucemia en la población de 0 a 24 años. Subrayan que “la radiactividad es acumulativa” y que por tanto el riesgo para la salud “es cada vez mayor”, por lo que invocan el “Principio de Precaución” y piden cerrar definitivamente esta central.

Desde el sector primario advierten que un posible accidente en Garoña tendría efectos catastróficos no sólo en el sector primario alavés, sino en la economía de todo el Valle del Ebro”.”En Álava ese posible accidente en Garoña “supondría la inutilización inmediata para la actividad agrícola y ganadera de 22.668 hectáreas —un 18 por ciento de la superficie agrícola de Álava—, y romper el presente y el futuro a 293 explotaciones de Valdegobia, Kuartango, Ribera Alta, Ribera Baja y Lantaron, que se encuentran en un radio de 25 kilómetros a la redonda”.

Este lunes 2 de marzo, se cumplen 44 años de la puesta en marcha de la central de Santa María de Garoña que fue cerrada en diciembre de 2012, sin embargo, Nuclenor ha solicitado su reapertura hasta 2031.

Leer más...

Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Garikoitz dice:

    Garoña itxi betiko!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad