Álava colabora para poner en valor el ‘cinturón de hierro’ de Bilbao durante la Guerra Civil

17 octubre, 2017

Este cinturón fue creado por los republicanos para defender Bilbao de las tropas franquistas

La Diputación ha celebrado hoy una reunión en Llodio

La Diputación Foral de Álava colaborará con Bizkaia y el Gobierno Vasco para poner en valor el Cinturón de Hierro y defensas de Bilbao. Esta obra de fortificación se realizó durante la Guerra Civil en 1936. Estos elementos son considerados además “símbolo de la defensa de los valores democráticos del pueblo vasco frente a la sublevación militar de 1936”. En aquella época Vitoria-Gasteiz pertenecía ya al bando franquista y Bilbao buscó su defensa.

El Gobierno Vasco, las Diputaciones de Bizkaia y Alava y 34 municipios deb Alava y Bizkaia, entre los que se encuentran los de Laudio y Okondo, manifiestan y reconocen la necesidad de colaborar estrechamente entre sí para la protección de los elementos del Cinturón de Hierro y defensas de Bilbao como elementos integrantes del Patrimonio Cultural Vasco y para su incorporación en los Itinerarios de la Memoria como herramienta para promover la cultura por la paz.

El municipio de Llodio estaba integrado en el 3er sector del cinturón y hoy en día cuenta con tres puntos principales. El primero de ellos es el parapeto de mampostería, un conjunto fortificado situado en Gazteluzar formado en origen por tres líneas defensivas, de las que dos son de mampostería, ya que el terreno no permite una excavación fácil de la trinchera al ser muy rocoso. Actualmente están rotas sin solución de continuidad, presentando en este caso un muro de 46,35 m.

El segundo sería el asentamiento para ametralladora de Aretxiger. Se trata de una sencilla construcción semienterrada de planta rectangular, cuya cubierta fue volada en la posguerra para extraer la ferralla. El tercero es el abrigo activo de Kamaraka, un abrigo excavado en la propia trinchera y contra el talud de planta rectangular. Está diseñado para proporcionar refugio y posición de tiro a los soldados mientras se mantienen a cubierto de la vista y del fuego del enemigo. Estos abrigos revestían sus paredes con muros de mampostería, de los cuales se
conserva un único lienzo, y fueron cubiertos con chapas onduladas para evitar la entrada de aguas pluviales.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad