El colapso de Osakidetza retrasa citas de pacientes crónicos

22 octubre, 2022

Pacientes esperan con ansiedad la carta que les comunica su necesaria revisión periódica, pero la saturación retrasa las citas

Conseguir cita con Osakidetza es desesperante para los pacientes. Desde hace tiempo la atención primaria apenas tiene citas disponibles para el mismo día. En muchos centros el primer cribado de los pacientes llega a través de enfermería, que alivia en parte la carga que tienen medicina general y pediatría.

Pero el colapso se repite también en los especialistas, donde la saturación también es evidente. Saturación que retrasa las citas pendientes para enfermos crónicos, como pacientes que han sufrido un infarto y requieren revisión anual. Y este retraso, cuando hablamos de salud, genera una ansiedad y una preocupación importante en quien espera la cita que le corresponde.

hospital-txagorritxu

Colapso de enfermos crónicos

Los enfermos crónicos requieren una atención periódica, con revisiones sobre su estado de salud. Revisiones en las que los propios médicos establecen la periodicidad. En este caso no son los pacientes los que tienen que llamar a Osakidetza para pedir cita en la fecha asignada.

Osakidetza asigna de forma automática estas citas y remite a los pacientes una carta postal cuando se acerca. Pero los retrasos en las revisiones anuales son evidentes. Las citas anuales no se están dando cuando está previsto en departamentos como Cardiología. Personas que esperan la revisión anual y que ven cómo esa carta con la fecha no llega.

Ante esta preocupación y la falta de información, las personas llaman al teléfono que aparece en su cita anterior, establecido para "cualquier modificación o cancelación de su cita". Y aquí comienza la odisea ante el teléfono.

Centralita saturada

La centralita del teléfono del Edificio de Consultas Externas del HUA comunica de forma constante. Y, lo que es peor, no existe una lista de espera en este número de teléfono: pasados unos minutos Osakidetza cuelga la llamada sin haber conseguido hablar. Y hay que volver a marcar hasta que la suerte sonríe al paciente.

Aunque, en realidad, contactar con la centralita para conocer la fecha de una consulta no sirve de nada en muchos casos. La respuesta cuando un paciente pregunta por su cita es habitualmente "Tiene una revisión pendiente, pero aún no le han asignado fecha". Y, ante esta situación solo queda una cosa: esperar.