El nuevo Colegio Ramón Bajo se inspira en la educación escandinava

20 enero, 2014

El colegio Ramón Bajo ha concluido la reforma de su planta baja. El centro ubicado en lo alto de la Almendra Medieval ha sufrido una completa transformación. Una transformación que por primera vez se ha aplicado en un centro educativo en Vitoria-Gasteiz y que está basada en un nuevo modelo pedagógico que proviene del norte de […]

El colegio Ramón Bajo ha concluido la reforma de su planta baja. El centro ubicado en lo alto de la Almendra Medieval ha sufrido una completa transformación. Una transformación que por primera vez se ha aplicado en un centro educativo en Vitoria-Gasteiz y que está basada en un nuevo modelo pedagógico que proviene del norte de Europa. La obra ha contado con el consenso de los vecinos y de todos los grupos políticos, que han estado presentes en la visita institucional al centro.

El centro se había convertido en los últimos años en el símbolo de la diversidad y la multiculturalidad en el Casco Medieval. Su reforma y rehabilitación se antojaba urgente y los vecinos alzaron la voz en numerosas ocasiones contra el deficiente estado del colegio.

La planta baja se ha convertido en un  nuevo espacio de usos múltiples en el que hay equipamientos lúdicos-educativos que sirven para distinguir las distintas zonas de los diferentes tramos de edad pero que no interfieren en la libre circulación de todos los niños y niñas en toda la planta baja. “Es un espacio distinto, novedoso, preparado para la interacción de diferentes edades y para el desarrollo personal y psicomotriz de los pequeños. Se parece mucho a esos centros escandinavos en los que los pequeños disfrutan de un espacio seguro, cuidado pero abierto y libre”, ha explicado Maroto. La intención del centro es ir trasladando a los pequeños a esta nueva ubicación de una forma gradual. En esta reforma también se ha habilitado un segundo espacio destinado a servicios de dirección, administración y sala de reuniones.

Se ha seguido el criterio de buscar un ambiente lo más confortable y seguro para los niños y niñas y para sus cuidadores. Y para esta reforma pionera, el Ayuntamiento ha contado con la colaboración y asesoramiento de una arquitecta y un psicólogo pertenecientes a SRG Innovating the School, especializados en este tipo de reformas innovadoras.

Las obras también han actuado en planta sótano, donde también se han reformado los vestuarios y se han adaptado los aseos, habilitando asimismo nuevas zonas de almacenamiento. También se han mejorado los accesos.

Las obras, que comenzaron a finales de septiembre y han concluido antes del plazo de 4 meses previsto, las ha llevado a cabo la empresa Eraikuntza Birgaikuntza Artapena S.L. EBA en la cantidad de 353.694,54 euros iva incluido, casi un 30% menos del presupuesto inicial, que era de 504.570,17 euros iva incluido. Estas obras están cofinanciadas por la Unión Europea en un 50%, en concreto por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del Programa Operativo FEDER del País Vasco 2007-2013.

El alcalde de Vitoria, que este mismo jueves se verá con el alcalde de Burgos, ha recalcado que éste es un proyecto que se ha elaborado desde el consenso, con la participación de todos.

Por cierto que ahora la prioridad según el alcalde es afrontar la reforma del Polideportivo de El Campillo, que debería realizarse con los fondos Urban. Una reforma que lleva mucho tiempo parada y que no termina de arrancar. El objetivo es convertir la actual pista con techumbre en un polideportivo con varias salas.

 

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad