Dos colegios vitorianos triunfan en las carreras de coches eléctricos

8 junio, 2022

NClic y Corazonistas han participado en la última carrera del Circuito Greenpower

Los coches eléctricos son el futuro de la movilidad en el planeta. Menos contaminación y más sostenibilidad marcan las diferencias de estos coches. Sin embargo, el parque automovilístico de coches eléctricos es muy pequeño. Y por ello, desde dos colegios de Vitoria-Gasteiz han concienciado a varios alumnos para montar el suyo propio y competir en alguna carrera aunque todavía les falten años para sacarse el carnet de conducir.

Es el caso de NClic y Corazonistas. Estos dos colegios vitorianos han formado dos grupos de jóvenes para competir en las carrera del 'Circuito Greenpower - Bridgestone'. Durante la última carrera en Barakaldo, NClic ha sido uno de los equipos más destacados con una primera posición en la modalidad drag y segundos en slalom y sprint.

Tras las cuatro carreras del circuito, NClic ha logrado 16 premios y desde el colegio aseguran que "los txikis han trabajado genial y estamos súper contentos que lo hayan hecho ellos sólos sin ninguna ayuda de los adultos".

coche nclic electrico

Corazonistas

Nueve alumnos de Corazonistas se sumergieron en el mundo de los coches eléctricos con el proyecto 'Coras Cars'. Lo han hecho con un grupo especial denominado 'Zabaltze Gela' con edades desde los 9 hasta los 12 años. Y tras nueve meses de trabajo, los alumnos han participado en una carrera del Circuito Internacional Greenpower-Bridgestone.

coras coche electrico

Aunque no han obtenido ninguna victoria, Corazonistas ha conseguido el premio al espíritu Green Power en esta carrera de coches eléctricos. En la general, el colegio vitoriano ha quedo en la sexta posición de 15 equipos.

Carreras Greenpower

El programa educativo 'Circuito Greenpower - Bridgestone' es un conjunto de carreras de coches eléctricos. En ellas, los participantes, txikis y jóvenes de entre 9 y 25 años, diseñan y construyen su propio coche para participar en las mismas.

En estas competiciones, priman el número de vueltas que los vehículos sean capaces de dar a un recorrido preestablecido. Cuentan con una combinación de motor eléctrico y baterías idéntico para todos.

Los escolares trabajan bien en horario extraescolar o como asignatura dentro de su horario lectivo. Y se encargan de todo el proceso de diseño de la carrocería, montaje, contratación de anunciantes o incluso de otros aspectos mecánicos que mejoren su rendimiento.

Gana quien recorre más kilómetros sin que se agote la batería. No gana el más rápido, sino el que conduce de una manera eficientemente energética y sostenible.