La venta puerta a puerta generó 534 reclamaciones el pasado año en Álava

11 julio, 2018

Kontsumobide y el Ayuntamiento lanzan una campaña para que los consumidores no tengan ningún riesgo a la hora de comprar productos de venta puerta a puerta

Las ventas a domicilio (puerta a puerta) son una práctica habitual de muchas empresas. Pero en algunas ocasiones estos comerciales encierran un fraude en la visita a domicilios.

El año pasado se recibieron en Álava 534 reclamaciones por temas relacionados con ventas a domicilio: “La venta a domicilio no es una actividad ilegal, pero sí hemos detectado prácticas muy agresivas y en algunos casos con presuntos productos milagro cuya efectividad no está probada”. Las reclamaciones en esta materia suponen un 12% del total.

Una campaña de Kontsumobide y el Ayuntamiento traslada a la ciudadanía cuatro situaciones que se pueden dar en las visitas a domicilio: la venta de productos relacionados con la salud; otros productos como enciclopedias, colecciones de libros, bombillas led, etc.; los suministros de electricidad y gas; y las falsas revisiones de gas.

En este sentido, el concejal Peio López de Munain alerta de que “las personas mayores suelen ser, en muchas ocasiones, el objetivo de este tipo de ventas abusivas, al ser consideradas personas más vulnerables y fáciles de manipular”. Así lo ha detectado la Oficina Municipal de Información al Consumidor en las 21 actuaciones registradas este año. En 16 de ellas, las personas afectadas eran mayores de 65 años.

Kontsumobide recomienda evitar la presión comercial: antes de comprar o firmar nada, se debe pensar si realmente se necesita y, en caso afirmativo, comparar con otras opciones del mercado. Por otro lado, quienes compren o firman contratos fuera de establecimiento comercial tienen derecho a echarse atrás y romper el contrato. El plazo general para el desistimiento es de 14 días.