Cómo atarse la faja (gerriko) y la abarca: tutorial si vas a vestir de blusa y neska

23 julio, 2022

La faja y las abarcas son las dos prendas que más quebraderos de cabeza nos dan al vestirnos en fiestas

Este año vuelven las fiestas de La Blanca en toda su plenitud. Y, aunque algunos ya se vistieron de blusa o neska en 2020 o 2021, algunos llevan tres años sin calzarse el traje. Muchos de estos veteranos y casi todos los novatos volverán una vez más a hacerse un lío con el gerriko y las abarcas. ¿Le hago un nudo a la faja? ¿Qué hago con todo el cordón que me sobra en los pies?

Todas estas dudas son muy habituales, ya que hablamos de prendas que reservamos para fechas especiales. El que lo tiene muy claro es Josu Ruiz de Pinedo, de la centenaria tienda Confecciones Pinedo. Un experto en la materia y a quien en 2019 consultamos para que nos explique cómo vestirnos correctamente de blusa y neska.

El gerriko sin nudo

Para saber cómo ponerse el gerriko hay que entender para qué se utiliza. La faja es una prenda que se usa para proteger las lumbares del cansancio, "para aguantar las fiestas de principio a fin", explica Josu. Para que quede totalmente sujeta y cumpla su cometido, "no hay que darle nudos, ya que el nudo se termina aflojando. Lo adecuado es utilizar las trabillas del pantalón". En el siguiente vídeo Josu nos explica cómo hacerlo. Coge nota.

El cordón para atar el pie

Las abarcas son otro de los complementos del traje de blusa y neska que más dudas nos generan a la hora de vestirnos. Ruiz de Pinedo nos explica que el objetivo de los cordones es "atar el pie". A muchos y muchas nos gusta subirlos por las piernas, pero Josu insiste en que buena parte de ellos hay que anudarlos alrededor del pie.

Cuida tu abarca con crema hidratante grasienta

Otro punto importante a tener en cuenta es el cuidado de la abarca. Según nos explica Josu, hay que darles "crema hidratante grasienta por la parte de fuera para que no se agrieten y no se pongan duras". Y, por supuesto, no guardar nunca las abarcas húmedas. Prestad atención porque atarse las abarcas bien es casi una obra de arte.

Artículo publicado por primera vez en julio de 2019