El Ayuntamiento prohíbe las composteras en las huertas ecológicas de Abetxuko

3 marzo, 2022

El CEA justifica que el arrastre de los materiales de las huertas agravó los daños en las inundaciones de diciembre

Los usuarios de las huertas ecológicas de Abetxuko ya no pueden tener composteras. Una decisión del CEA, anunciada este mes de marzo en el tablón de anuncios de las propias huertas, en la que se advierte que se deben retirar. También se han quitado armarios "o cualquier otra instalación destinada a almacenar utensilios, ropa o herramientas".

El Ayuntamiento justifica esta decisión con las inundaciones del pasado mes de diciembre. "El nivel del Zadorra a su paso por Abetxuko superó los 5 metros de altura, causando importantes daños en las huertas de Urarte", explica el Consistorio. "El arrastre de materiales instalados o acumulados en las huertas agravó los daños en el mobiliario, caminos, instalaciones, cierre perimetral, etc".

Por ello, el CEA ha decidido, "en previsión de futuras inundaciones", no permitir la instalación de composteras o armarios. Tampoco acumular sillas, macetas, cubos, regaderas, "o cualquier otro elemento susceptible de alterar la estética del lugar o a ser arrastrado por la corriente". En definitiva, no se podrá tener en la parcela ningún material útil para trabajar en las huertas.

composteras huertas abetxuko

Esta decisión hace que las personas que aún mantenían su compostera o armario en su parcela hayan tenido que retirarlas en los últimos días. Muchos usuarios se han mostrado molestos con esta decisión, ya que, aseguran, va a dificultar las labores habituales de una huerta ecológica.

Composteras en las huertas de Abetxuko

Las composteras en las huertas de Abetxuko han sido algo habitual desde que comenzaron las concesiones. Muchas personas han trabajado durante años con estas estructuras, que permiten hacer compost con los residuos orgánicos que se producen. Estructuras que, incluso, en los cursos del Ayuntamiento enseñan a utilizar.

De hecho, es parte de la normativa de estos espacios la "obligación de compostar todos los residuos orgánicos producidos en la propia parcela". Sin embargo, tal y como reza un texto publicado en el tablón de anuncios de las huertas, a partir de ahora "el compostaje deberá realizarse en montón o en superficie".

Fuentes municipales aseguran a Gasteiz Hoy que "técnicamente, la gestión de materia orgánica para una superficie de 75 m2 y el volumen que se genera es más lógica compostando en superficie o en montón". Así, desde el 1 de marzo ningún ciudadano puede tener composteras en su parcela.

Los "armarios y acúmulos de todo tipo que proliferan a medida que se relaja el control", justifica el Ayuntamiento

Las propias fuentes municipales también aseguran a Gasteiz Hoy que esta decisión se toma "de acuerdo con la ordenanza de huertos urbanos". Y es que lo consideran necesario, ya que los "armarios y acúmulos de todo tipo que proliferan a medida que se relaja el control".

Dificultades para guardar el material

La ordenanza que señala que hay que "evitar el depósito o acumulación de materiales o herramientas en los huertos, que no fueran los estrictamente necesarios para el cultivo de la tierra".

Muchas personas guardaban junto con la compostera, en pequeños armarios, algunos materiales como azadas, regaderas o cubos. La mayoría de esos materiales, "estrictamente necesarios para el cultivo de la tierra", como señala la ordenanza. Sin embargo, y al obligar a retirar los armarios, no podrán dejar ni siquiera eso.

Como alternativa, el CEA ofrece utilizar las taquillas como espacio de almacenaje

El Ayuntamiento ofrece este tipo de materiales en las mismas instalaciones, aunque usuarios aseguran que en los momentos en los que varias personas se juntan en el espacio no es suficiente. Esa es la razón por la que muchas personas habían optado por llevar sus propios materiales. Como alternativa, el CEA ofrece utilizar como espacio de almacenaje las taquillas.

Usuarios de las huertas también se quejan de que el CEA no se haya puesto en contacto con ellos para buscar algunas alternativas. Unas opciones que, proponen, podrían ser, por ejemplo, anclar al suelo las estructuras para que las inundaciones no las arrastren.