Condenado a 14 años por agredir sexualmente a su hija durante 8 años

15 mayo, 2024

Según la sentencia de la Audiencia de Álava, el hombre agredió a su hija desde que tenía 6 años hasta los 14

Condenado a 14 años de cárcel por agredir sexualmente a su hija durante 8 años, desde que la menor tenía 6 hasta que cumplió los 14. Es la sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Álava, que considera probado que el hombre "realizó una pluralidad de actos de naturaleza sexual" entre 2008 y 2016.

También recoge que el procesado obligó a su hija a realizar "actos sexuales inconsentidos utilizando un mismo patrón de comportamiento". Para ello, aprovechaba los momentos en que la madre estaba fuera de casa y ambos se quedaban solos. Incluso, en algunos momentos "utilizó directamente la fuerza para lograr sus fines".

Relato "coherente y creíble"

En esta sentencia, la Audiencia de Álava ha tenido muy en cuenta la declaración de la víctima, que considera "coherente, verosímil y creíble". Y destaca que, durante el juicio, describió "de forma cronológica y coherente lo que denuncia que ocurrió a lo largo de los años".

Los magistrados rechazan que la víctima tenga "móviles espurios" para "una falsa imputación" contra su padre. En ese sentido, señalan que la joven "no obtuvo beneficio con la denuncia". De hecho, indican que al contrario. Dicha denuncia "podría perjudicarle debido a la propia naturaleza y duración de este proceso judicial y a la propia relación con su madre".

Además, se ha tenido en cuenta la persistencia en la incriminación. Es decir, que la víctima explicó en el juicio "básicamente lo mismo que denunció y explicó en el juzgado de instrucción". "La joven siempre ha referido lo mismo", recoge el fallo judicial.

Un relato "corto pero contundente con poco espacio a la contradicción", añade la sentencia. En ella también está presente el informe de la Unidad de Valoración Psicosocial que concluye que el testimonio de la joven no estaba magnificado ni era fabulado.

Libertad vigilada e indemnización

El hecho de que la joven pusiera la denuncia en 2021, cuando se fue de la vivienda familiar a vivir con su novio "no resta credibilidad a su relato". En su escrito, la Audiencia de Álava considera del todo razonable que la menor tardara en interponer la denuncia". "No solo el autor de los mismos era su padre, sino que sabía que esto podía perjudicar a su madre", indican.

Así, el tribunal considera al hombre autor de un delito continuado de agresión sexual a un menor de 16 años. Además de los 14 años de cárcel, le impone otros 5 años de libertad vigilada una vez que salga de prisión.

No solo eso, el padre tendrá prohibido comunicarse y acercarse a su hija a menos de 500 metros durante 15 años. Además, durante 17 años estará inhabilitado para cualquier profesión u actividad, sea o no retribuida, que conlleve contacto regular o directo con menores de edad. Y deberá indemnizar a la joven con 400.000 por el "gran daño psíquico" causado.

La sentencia no es firme y puede recurrirse ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV).