“Estamos enfermos y nos están mandando a trabajar”

7 septiembre, 2021

Kristina Jausoro sufre covid persistente desde hace año y medio y el INSS acaba de notificarle que tiene que volver a trabajar

La vida de Kristina Jausoro cambió, al igual que el de otras miles de personas, en marzo de 2020. Fue una de las primeras contagiadas por coronavirus en Vitoria y desarrolló una neumonía bilateral. No necesitó ser hospitalizada y regresó al trabajo, pero una semana después comenzó a manifestar diferentes síntomas que la siguen acompañando año y medio después. Tras 17 meses de baja y ninguna mejoría en su estado de salud, el INSS le acaba de notificar a través de un SMS que tiene que volver a trabajar.

Kristina sufre actualmente covid persistente con síntomas como disnea, fatiga crónica, cefaleas, pérdida de memoria funcional y capacidad de concentración, trastornos digestivos, artralgias, mialgias y taquicardias. “No he tenido un día bueno en año y medio”, afirma. Actualmente está atendida por neurología, digestivo y respiratorio. “No hay un criterio unificado y todo depende del médico que tengamos enfrente y la credibilidad que nos dé, cada paciente tenemos un itinerario según nuestro síntoma más potente”, explica.

Tras un año de baja, Kristina pasó por el tribunal médico del INSS, quien decidió prorrogar su baja seis meses más. Antes de que esta finalizara, la llamaron para otra revisión. “Presenté los mismos informes y alguno más y han decidido darme el alta. Pero esto no solo me ha pasado a mí, nos están dando el alta a todos los que estamos pasando por el tribunal este mes. Nos hace sospechar de que se trata de una decisión política. No saben qué hacer con nosotros. Estamos enfermos y nos están mandando a trabajar”, cuenta.

Kristina es trabajadora social y explica cómo es su día a día y lo que supone trabajar con covid persistente: “Es como tener 30 años más, me fatigo mucho y al mínimo esfuerzo sufro una recaída que me obliga a estar en la cama. Además, tengo afectación de memoria y concentración y en mi trabajo no puedo permitirme un error”. Kristina recurrirá la decisión del tribunal: “Al trabajar en la administración pública, estoy más protegida, pero hay personas que trabajan en lo privado y les han despedido“.

La OMS confirma que el 10% de los infectados sufre covid persistente y pide a los gobiernos que esta afección sea una prioridad. “Es una situación excepcional que necesita medidas excepcionales. Es un problema social grave y no le están dando la importancia que tiene. No queremos escaquearnos, queremos trabajar, a mí me encanta mi trabajo, pero me es imposible desempeñarlo en estas condiciones”, reivindica.

Euskadi cuenta actualmente con la asociación “Long Covid Euskal Herria” que tiene como objetivo visibilizar la covid persistente. Las personas afectadas pueden ponerse en contacto con: longcovid.euskalherria@gmail.com

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad