Advertisement
Advertisement

La cría de cerdos vuelve a los bosques de Vitoria-Gasteiz

11 octubre, 2017

Una investigación analiza los beneficios del pastoreo de cerdos en los bosques

Los cerdos vuelven a los bosques. Las instituciones trabajan en Otazu en un proyecto de investigación para la cría de cerdos de las razas Euskal Txerria y mixta (madre Landrace y padre Duroc), en robledales dentro de montes de utilidad pública de Otazu, en Vitoria-Gasteiz.

Se trata de un proyecto con el que se trabaja con 8 cerdos por hectárea. Este proyecto busca obtener rentabilidad a través del pasto, el ganado y la masa forestal: algo que se consigue con la obtención de madera, pasto, carne, leña, frutos, setas, plantas ornamentales y medicinales.

El pastoreo de cerdos permite, al igual que las ovejas, la "reducción del riesgo de incendios forestales, debido a que la acción del ganado supone el control del desarrollo de la vegetación combustible", explica Isabel Albizu, investigadora de NEIKER-Tecnalia y líder del proyecto.

Es necesario analizar la capacidad ganadera de cada entorno, así como las razas más adecuadas que pueden pastar en cada zona.

El trabajo se enmarca en el proyecto “Sostenibilidad de Sistemas silvopastorales de frondosas caducifolias iberoatlánticas con razas autóctonas de cerdo en régimen extensivo”, que se lleva a cabo en distintos sistemas silvopastorales de la Cornisa Cantábrica. En el proyecto, además de NEIKER-Tecnalia, en el País Vasco, participan el Centro de Investigación Forestal de Lourizán (Galicia), la Universidad de Santiago de Compostela (Galicia) y el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario-SERIDA (Asturias). El proyecto general es evaluar y cuantificar aspectos productivos y medioambientales de la implementación de sistemas silvopastorales en robledales y castañares, con razas autóctonas de alta calidad de carne en régimen de explotación extensivo y con aprovechamiento final de fruto para la alimentación animal.