Advertisement
Advertisement

Vitoria quiere proteger la cruz de Olarizu para evitar su derribo

19 abril, 2021

El Ayuntamiento exige su mantenimiento "como parte del acervo cultural de los vitorianos"

La asamblea vecinal del Mendiola aprobó el pasado domingo que la cruz de Olarizu es propiedad del consejo. Así lo decidieron con 37 votos a favor y 28 en contra en una consulta que se realizó en la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora. Se trata de un paso más en el camino legal por el que el concejo quiere retirar la cruz, y en el que se enfrentan directamente con el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, que se opone.

Mendiola ha estado siempre a favor de retirar la cruz de Olarizu utilizando vías “exclusivamente legales”. De hecho, en febrero de 2020 Mendiola ya abrió un expediente de investigación para confirmar que la cruz está en terreno del concejo. Ahora, el concejo quiere continuar con el proceso de retirar la cruz. Sin embargo, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz no está dispuesto a aceptar el derribo.

Por ello, el Gobierno municipal ha registrado una moción para su debate en el pleno de este viernes en la que propone que el Ayuntamiento reconozca la cruz de Olarizu “como un elemento con especial significado para los vecinos de Vitoria, digno de protección en la medida que representa una tradición de origen religioso, pero de valor cultural y cívico”.

Además, PNV y PSE plantean que el pleno muestre “su respeto y consideración a las personas y familias que sufragaron y erigieron la cruz de Olarizu”. También que repudie y condene “la decisión de las autoridades franquistas de intentar apropiarse ilegítimamente de dicho monumento”.

cruz olarizu

Vitoria reconoce que Mendiola es propietaria del terreno, pero reclama el mantenimiento de la cruz

Vitoria no cuestiona la titularidad de Mendiola sobre los terrenos donde está erigida la cruz. Pero considera que “el interés general de la ciudad, incluido Mendiola, exige su mantenimiento como parte del acervo cultural de los vitorianos”. El Gobierno Urtaran propone a Mendiola “colaborar para el mantenimiento de la cruz y su entorno en las mejores condiciones para el disfrute, el esparcimiento y el goce paisajístico y cultural de todas las personas”.

La moción detalla: “Un hipotético expediente de derribo va a confrontar con el interés general de los vecinos, incluidos los de Mendiola. En nuestra opinión, es palmario que la Ley de Memoria Histórica no legitima el derribo de la Cruz de Olarizu. La Ley no legitima la retirada de cualquier objeto o símbolo de época franquista, sino únicamente aquellos que sean conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la guerra civil y de la represión de la dictadura. El derribo de la cruz sin una causa justificada podría constituir una actuación contraria al ordenamiento jurídico per se, independientemente de si es objeto de protección por su valor histórico o por tratarse de un símbolo religioso que además es expresión evidente de la historia y cultura de nuestra ciudad”.