La cuadrilla Akelarre se estrena, por fin, en La Blanca

4 junio, 2022

Los blusas y neskak de esta cuadrilla, creada en 2020, llevan dos años de espera para poder salir en las fiestas de Vitoria-Gasteiz

Vitoria tiene ganas de fiestas de La Blanca. Las previsiones de participación entre las cuadrillas de Blusas y Neskak son prometedoras. Pero, sin duda, la que más emoción y ganas desprende es Akelarre. No es para menos. Dos años es mucho tiempo. El que llevan esperando para estrenarse como cuadrilla en la cita festiva por excelencia de Vitoria-Gasteiz.

Pero los meses no han minado la moral de estos blusas y neskak que, a principos de 2020, formalizaban su asociación. Gente joven (entre 21 y 35 años) repleta de entusiasmo y nuevas ideas que aportar a la organización y desarrollo de las fiestas. Esa ilusión ha sobrevivido al confinamiento y a la pandemia, y aterriza ahora con ganas de que "los de dentro de la cuadrilla y los de fuera se lo pasen bien y disfruten, que la gente esté cómoda y a gusto".

Cuadrilla Akelarre

De ello se encargarán los 150 integrantes que participarán en los actos del 25 de julio y de La Blanca. "El día 5, seguramente, seamos más. Hemos cerrado en esos números porque, de cara al restaurante y al control que queremos tener, no podemos abarcar mucho más. Si el primer año tuviéramos 400 personas, sería un descontrol total", explica Ander, uno de los ocho integrantes de la junta directiva.

"Se han quedado muchas personas fuera, pero tenemos que poner un límite"

Sus datos, para estar de estreno, ya abruman. "Y hemos cerrado el cupo de más gente. Con mucha pena, porque sabemos que muchas personas se han quedado fuera, pero tenemos que poner un límite. Sobre todo para el primer año", añade su compañero Ibai.

Ambos transmiten el deseo de los blusas y neskak de Akelarre de estrenarse con nota. "Estamos emocionados, con muchísimas ganas y expectantes. Sabemos cómo funciona todo, pero es la primera vez que vamos a salir y queremos que todo salga súper bien", confirman sonrientes. "La gente de Akelarre tiene ganas de demostrar, la mayoría venimos de otras cuadrillas y sabemos que todos los ojos estarán puestos en nosotros por la novedad y la disrupción que estamos preparando. Queremos hacer las cosas bien y cambiar también un poco las fiestas", añaden.

Aunque la ilusión no está exenta de una piza de incertidumbre. "Tras dos años encerrados hay muchísimas ganas, aunque a ver cómo van a ser las fiestas, si dejarán hacer completamente lo que se hacía antes de la pandemia o no", aseguran prudentes. Habrá que seguir la evolución del covid y el resultado de fiestas previas como los Sanfermines. Cruzan los dedos para que, esta vez sí, sea la buena.

Una cuadrilla todo el año

Y eso que en este tiempo no han estado quietos. Su presencia en redes sociales ha mantenido alto el espíritu y ha atraído el interés de muchas personas. "Cuando teníamos un grupo de unos 50 nos lanzamos a publicar e implicarnos y muchísima gente nos empezó a contactar", detallan. Sorteos, algún que otro concurso y mucha información, junto con cuidadas imágenes, son sus atractivos online.

 

La respuesta, inmejorable. El apoyo incondicional en estos dos años ha permitido a la Junta hacer frente a los inevitables gastos surgidos en este tiempo. También organizar algunos encuentros, como una sidrería, para que los blusas y neskak se conozcan. "Nos interesesa mantener mucho el contacto con todo el mundo. Uno de nuestros obejtivos es ser una cuadrilla fuera de las fiestas, hacer otros eventos", insisten. "Me llamó la atención algún mensaje que recibimos de alguien que no era de aquí y le interesaba hacer salidas para conocer gente. Está claro que siempre no vamos a ir todos a todo, pero se apuntará gente y así se hacen amistades", añade Ibai.

Actos festivos

Ya cuentan con la indispensable furgoneta y la txaranga que les acompañará y animará a los gasteiztarrak. Y, por ahora, tienen cerradas dos actividades festivas. Un pintxo pote solidario la mañana del 7 de agosto en la plaza del Arca para ayudar a la asociación de animales. Y un monólogo en Falerina el lunes 8 de agosto. Para conocer el resto de sus planes, habrá que seguirlos en redes.

Del resultado de este primer examen festivo dependerá la posibilidad de ampliar el cupo en futuros años. "Lo votaríamos entre la junta y los socios. En las decisiones importantes de la cuadrilla toma parte las personas implicadas", reconocen. Así ocurrió cuando eligieron el color de su faja, presente también en su escudo: el granate.

akelarre cuadrilla blusas

Igualdad

Esta pluralidad y democracia son unas de sus señas de identidad. Pero no la única. "También hemos fortalecido el tema de la igualdad, es un pilar fundamental. Lo hemos comunicado en reuniones y mucha gente se ha apuntado para crear un grupo que se encargue de las formaciones, de trasladar la información a todo el mundo. Que si hay cualquier problema, dentro o fuera de la cuadrilla, se comunique", aseguran.

Además, están dentro del grupo de Igualdad de la Comisión de Blusas y Neskak y aplicarán el protocolo 2022. "Es importante disfrutar de las fiestas, pero de forma sana y segura", advierten.

akelarre cuadrilla blusas neskak

A falta de planchar bien los trajes, en Akelarre apuran la cuenta atrás para resolver y cerrar todos los detalles que aún quedan antes del 25 de julio. "Queremos que los de fuera tengan ganas de estar dentro y, los que ya participan, que quieran seguir por el ambiente, las actividades, la música... Son muchos los palos que vamos a tocar, porque la fiesta no es solo salir de noche", apunta Ander. "Buscamos cambiar un poquito las tradiciones, que no todo sea igual porque sí", recalca.

"La innovación no tiene por qué ser algo raro. A veces, aunque seamos gente joven, pensamos que hay que hacerlo todo como siempre, cuesta cambiar cosas. ¿Por qué no? Que no se vea como un ataque a la tradición, sino como algo chulo", matiza Ibai.