¿Cuáles son nuestros derechos en internet?

23 mayo, 2014

En nuestro artículo de hoy vamos a hablar sobre las redes sociales, al conjunto de las cuales nos hemos permitido llamar ‘Jungla Virtual’, los derechos que entran en juego en estas redes sociales y las acciones que se realizan dentro de la red y que pueden afectar a estos derechos, así como los delitos en determinados […]

En nuestro artículo de hoy vamos a hablar sobre las redes sociales, al conjunto de las cuales nos hemos permitido llamar ‘Jungla Virtual’, los derechos que entran en juego en estas redes sociales y las acciones que se realizan dentro de la red y que pueden afectar a estos derechos, así como los delitos en determinados casos cuando se vulneran estos derechos.

¿Qué es una red social?

Es una aplicación online que permite a los usuarios generar un perfil (al que nosotros mismos le damos nuestros datos personales), compartir información (fotos y estados que proporcionan información sobre nuestra vida privada, pero somos nosotros mismos los que damos esa información) y participar de forma espontánea en movimientos sociales (expresamos nuestros pensamientos, opiniones, ideas…).

¿Qué derechos tenemos?

1-Derecho al Honor: Entendido como el derecho a la dignidad personal. ART.18 de la Constitución Española.

2-Derecho a la Intimidad: Como derecho a la vida privada sin que pueda ser expuesta, ni tener conocimiento de ella terceros. ART.18 de la Constitución Española.

3-Derecho a la Propia Imagen: Es el derecho de la persona a decidir sobre la comunicación de su imagen física y a evitar que, sin su consentimiento, se capte, reproduzca, se difunda o se explote comercialmente. ART.18 de la Constitución Española.

4-Libertad de Expresión: Derecho a expresar libremente, de manera directa, o a través de cualquier medio de difusión, los pensamientos, las ideas, las opiniones y las noticias. ART.20.1.a) de la Constitución Española.

5-Libertad de Información: Supone el derecho a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. ART.20.1.d) del Constitución Española.

Todos estos derechos son denominados Derechos Fundamentales por su especial protección, pero ninguno de ellos es un Derecho absoluto, lo que quiere decir, que unos pueden colisionar con otros, es decir, yo puedo tener derecho a expresar mis opiniones hasta el límite del respeto al Derecho al Honor, Imagen o Intimidad de otra persona. Se plantea entonces si unos son el límite de los otros; o por el contrario es el derecho a la libertad de expresión e información el que limita los derechos al honor, la intimidad y la imagen, nuestra opinión va mas encaminada a la primera opción, libertad de expresión e información en tanto en cuanto no se afectan los derechos al honor, la intimidad y la propia imagen de terceras personas.

Tal y como se entiende en la actualidad el concepto de red social, conlleva en primer lugar la renuncia por parte de los usuarios del derecho a la intimidad, derecho vapuleado, en primer lugar por nosotros mismos cuando a través de las redes sociales ponemos una información, a veces personal, a disposición del mundo. Aunque se trata de una renuncia voluntaria, no puede asegurarse que este consentimiento pueda considerarse completamente válido, y más aún, y este es uno de los principales problemas, cuando son menores de edad los que participan en las redes sociales, colectivos especialmente vulnerables.

En este sentido y al hilo de si el consentimiento es válido o si es una renuncia voluntaria, nos parece interesante destacar que el Tribunal Constitucional en su STC 99/2001, “vine a interpretar que quienes alcanzan una cierta popularidad, hacen proyección pública de su vida privada, no tienen derecho a disfrutar de una parcela tan íntima de su vida privada como la tiene cualquier ciudadano anónimo´´. Interpretación que también afectaría a los menores de 14 años con cierto grado de madurez.

Pero, qué pasa cuando nos excedemos en nuestra libertad de expresión y excedemos los límites que proporcionan los derechos al honor, la intimidad y la imagen de otras personas, pues que podríamos encontrarnos con ciertas responsabilidades penales (delitos) y civiles (reparar el daño causado). Por lo que:

¿Qué delitos se pueden cometer en internet?

La gente piensa que todo vale por Internet y que ahí se queda todo, pero no es así, nuestra responsabilidad sigue siendo la misma ya que lo que sucede es que la red social y los perfiles virtuales de estas redes o usuarios son una transposición de nuestra personalidad física, por lo que somos responsables de todas aquellas actuaciones que se pueden llevar a cabo a través de la misma, hay numerosas sentencias que asientan esta interpretación.

Existen diferentes modalidades o nuevas figuras delictuales, que en mayor o menor grado tienen su respuesta en el Código Penal, que son:

1-Sexting: es una práctica consistente en la captación de imágenes, vídeos o conversaciones de contenido erótico o “trevido” con un alto contenido sexual en las que la persona posa y graba conscientemente porque no considera una amenaza contra su privacidad ni es consciente de que pone en peligro su intimidad.

2-Ciberbullying: Acoso a través de la red, con a especial gravedad de la rapidez de divulgación, la mayor difusión y el anonimato del agresor.

4-Happy Slapping o Bofetada Feliz: Consiste en la agresión causada hacia otras personas mientras otra lo graba con el móvil para luego ser difundida en la red.

3-Grooming: Acoso ejercido por una persona adulta hacia el menor con una finalidad sexual.

Estas diferentes modalidades o nuevas figuras delictuales, a pesar de no estar todas específicamente contempladas en el Código Penal (son relativamente nuevas y tienen su origen en el desarrollo tecnológico), se engloban dentro de determinados delitos como pudieran ser: las amenazas (Art.169 CP), delitos de contenido sexual (Art.183bis CP), la difusión o exhibición de imágenes (Art.186 CP), delitos contra la intimidad y el derecho a la propia imagen (arts. 197 a 201 CP), los delitos contra el Honor entendidos como Calumnia e Injuria (Arts. 205 a 210 CP) y el Acoso o Coacción (Art.172 CP). Las penas pueden ir desde multas a 4 años de prisión en el peor de los casos.

Hay que matizar que unida a la responsabilidad penal estaría la responsabilidad civil para reparar los daños causados, sin perjuicio, de que tu decidas reclamar o exigir la responsabilidad civil o reparación de forma autónoma.
Una vez analizados los Delitos:

¿Responsables?

1-Quien causa el daño: La persona que comete la intromisión ilegítima, vulneración en los Derechos Fundamentales o conducta Delictiva. Es muy importante, sobre todo en el ámbito Penal, que exista en esa persona conciencia y voluntad de dañar o perjudicar el honor, la imagen o la intimidad de la otra persona, es decir, que exista DOLO.

2-Víctima: Es muy importante que la conducta de la víctima con respecto a su propia imagen, su honor o su intimidad sea responsable o diligente. Si es ella misma la que ha subido fotos comprometidas o informaciones personales o ha publicado aspectos de su vida privada, será valorado de una manera bastante negativa estos aspectos, por lo que mucho cuidado con lo que hacemos, quizás seamos los primeros que permitimos que determinadas conductas se produzcan. Y sobre todo cuidado con prestar el consentimiento a fotografiarte, pasar fotos…y por otro lado, tan pronto como tengamos noticia de alguna publicación o comentario en la red que pueda afectar a los Derechos Fundamentales anteriormente mencionados, hay que poner en conocimiento de los administradores de estas redes estos supuestos para su eliminación.

3-Responsables de la Plataforma o Red Social: Su responsabilidad que más bien es Civil que Penal (Indemnizar por los daños y perjuicios causados…), se produce cuando los administradores de estas redes sociales conoean que en la plataforma virtual de la que son administradores se ha producido una vulneración de los derechos fundamentales de un sujeto y no actúen con la diligencia suficiente para minimizar el daño a la víctima.

Marco insuficiente

Que el marco jurídico existente hoy es insuficiente para proteger la vulneración de derechos vía internet pues la regulación parte de unos criterios no adaptados a la era digital. Es por tanto preciso que nuestros legisladores sean conscientes de la necesidad de actualizar continuamente la legislación, para prevenir y evitar que las redes sociales se conviertan el reducto de mafias e individuos, que amparados en el anonimato que proporciona la comunicación virtual hagan de este recurso universal un objeto delictivo.

Por otro lado y creemos que es muy importante que los poderes públicos deben incidir también en que la educación de nuestros menores derive hacia una concienciación sobre los malos usos que pueden hacerse de las redes sociales.

Es interesante un caso de cierta actualidad y que recientemente ha salido en los medios, se trata de una Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del 13 de Mayo de 2014, sobre el buscador GOOGLE, es importante esta sentencia porque sienta Jurisprudencia sobre los datos que gestionan estos buscadores en relación con las personas y sus obligaciones al respecto. Lo cierto es que es Derecho de los afectados el solicitar al buscador (y este está obligado) la eliminación de la relación de el nombre de las personas con los vínculos, enlaces o lista de resultados si esos enlaces o vínculos a los que relaciona contienen informaciones inadecuadas e impertinentes; sin perjuicio claro está, de solicitar a esas webs que contienen la información su eliminación también, este nuevo derecho jurisprudencial por decirlo de alguna manera, se le conoce como Derecho al Olvido.

Como se puede ver aún queda mucho y se dan pequeños pasos, la tecnología avanza muy rápido y a nuestro ordenamiento jurídico o conjunto de leyes, le cuesta mucho adaptarse.

Respetarse a sí mismo

Que seamos nosotros mismos los que nos respetemos en primer lugar a nosotros mismos, creando un perfil cerrado o privado, cuidando las imágenes que subimos, las opiniones que expresamos y las informaciones que damos, todo ello en aras de proteger nuestros Derechos Fundamentales de lo que podríamos llamar una ‘Jungla Virtual’, y los Derechos Fundamentales del resto de personas con quien compartimos la Red Social o ‘Jungla Virtual’.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad