Advertisement
Advertisement

Cuarto Milenio analiza la desaparición de Borja Lázaro

24 mayo, 2021

El programa menciona el secuestro o incluso un ritual de las tribus de la zona entre las hipótesis de su desaparición

Borja Lázaro volvió este domingo a ser noticia en una cadena de ámbito nacional. Cuarto Milenio, el programa de Iker Jiménez, dedicó parte de su programa analizar su misteriosa desaparición en Colombia en 2014. Hace ya siete años que este fotoperiodista vitoriano desapareció sin dejar rastro.

Cuarto Milenio entrevistó a Mayte Carrasco, periodista de investigación y reportera de guerra: “Borja llevaba meses recorriendo el mundo tras haber dejado a un lado su cómoda vida como auditor de cuentas en Luxemburgo. La pasión de Borja era la fotografía e hizo su sueño realidad viajando hasta Latinoamérica”.

Borja desaparece en la Guajira la noche del 7 al 8 de enero. Allí había realizado un reportaje del ritual de los huesos de una tribu autóctona. Borja volvió posteriormente para entregarles las fotografías que había revelado. Pero su rastro se pierde una noche en la que Borja abandona el hostal en el que se encontraba. “La posada cuenta con hamacas al aire libre donde los viajeros se conocen y toman contacto. Allí fue el último lugar en el que se vio a Borja”, explicó la invitada del programa.

borja lazaro cuarto milenio desaparicion

Pincha en la imagen para ver el reportaje

“Borja salió del lugar descalzo, con dos linternas y su teléfono móvil, dejando atrás su cámara fotográfica, algo que confunde a los investigadores. La principal hipótesis de la policía colombiana es que Borja estaba borracho y se cayó al mar”, algo que descarta Mayte Carrasco y otras investigaciones.

Hipótesis

Mayte Carrasco puso sobre la mesa otras hipótesis: “Se tienen noticias de que él conoció a una chica de esta tribu que le introdujo en el ambiente de su familia y que, gracias a ese acceso, él pudo entrar a fotografiar el rito de los huesos, un rito que nadie había podido antes fotografiar y que exhuma el cadáver de una persona para sacar sus huesos y, a través de una exhumadora, llevar a cabo sus antiquísimos rituales”. Pero esta fue solo una de las hipótesis que enumeró.

Entre los rituales que expuso Mayte Carrasco están el secuestro, el ahogamiento, la desorientación o su asesinato. Pero la familia ha denunciado en varias ocasiones que no se ha investigado de forma adecuada este caso. Carrasco también puso sobre la mesa la corrupción existente en la zona, un lugar de paso de narcotraficantes.