Advertisement
Advertisement

La autopsia a Jon Barcena descarta la muerte violenta

29 enero, 2018

La investigación debe determinar cómo falleció y por qué no se le localizó antes en una zona que ya se había rastreado

Un grupo de voluntarios ha encontrado este domingo un cuerpo sin vida junto al embalse de Urrunaga. SOS Deiak ha confirmado que se trata de Jon Barcena, el joven que desapareció hace un mes en el Gorbea. El cuerpo era encontrado alrededor de las 9 de la mañana y no presentaba signos de haber estado sumergido en el pantano, como se especulaba. El cuerpo era encontrado muy cerca de la caseta en la que se encontraron sus pertenencias, donde la Ertzaintza llevó incluso a la prensa para la toma de imágenes de la búsqueda.

La aparición del cuerpo en una zona que ya había sido revisada en varias ocasiones añade aún más interrogantes a este caso. La autopsia del cuerpo se ha realizado en el Servicio de Patología Forense de Vitoria-Gasteiz. La única declaración por parte de la Ertzaintza es la confirmación de que la muerte no ha sido por motivos violentos. La causa más probable pudo ser la muerte natural según las mismas fuentes.

cuerpo desaparecido jon barcena

Caseta cercana al lugar en el que se encontraron las pertenencias de Jon

Más de cien voluntarios, entre los que se encontraban familiares y allegados, lo encontraron en una zona boscosa cerrada, de difícil acceso. De hecho, uno de los propios familiares fue quien identificaba el cadáver como el veinteañero de Berriz.

cuerpo desaparecido jon barcena

Jon Barcena, que cumplió 20 años el pasado martes, desapareció el pasado 30 de diciembre en los alrededores del monte Gorbea. Inició el ascenso a la cima con sus amigos, pero dio la vuelta antes de tiempo por encontrarse indispuesto. Hasta el 3 de enero se le buscó por esa zona. Sin embargo, pistas posteriores indicaron que el joven estaba a unos 6 kilómetros del parque.

El 31 de diciembre al atardecer fue visto por gente de la zona alrededor del embalse, entre Legutio y Elosu. No dieron aviso en el momento al no asociarlo con Jon, dado que su búsqueda aún no había sido difundida. El joven se refugió el 31 de diciembre en una caseta ubicada a unos 20 metros de la orilla del embalse, en una zona de difícil acceso, y cerca de donde fue encontrado el cadáver.

Con el comienzo del año se encontraron en el entorno del embalse (en tierra) las llaves, la cartera, la mochila y ropa que llevaba Jon. Desde el pasado 4 de enero no ha habido más pistas sobre su paradero, aunque en realidad tanto sus pertenencias como el cuerpo estaban muy cerca.

“Seguimos con la investigación abierta, trabajamos con la probabilidad de que esté en el pantano y se sigue con la investigación en ese entorno”, aseguraba hace dos semanas la consejera de Seguridad.