Curling: un deporte exótico que gana adeptos en Vitoria-Gasteiz

| 22 septiembre, 2015

El Club Harrikada quiere acercar a los vitorianos este deporte

curlingEl curling sigue siendo para los vitorianos un deporte exótico. Son pocos los que se animan a practicarlo, pese a que Vitoria-Gasteiz ya cuenta con tres clubes diferentes. En uno de ellos, Harrikada, se han propuesto este año animar a los gasteiztarrak a participar y aprender este deporte. Ofrecen cursos los viernes de 20:30 a 22:00, pero también proponen el curling como actividad lúdica para las empresas.

El club nació en 2003 y su objetivo actual es seguir aprendiendo al tiempo que dan a conocer el curling. Su objetivo principal no es la competición, aunque sí realizan desplazamientos a torneos en otras ciudades. De hecho el pasado año quedaron campeones de segunda división en el torneo estatal.

Para jugar a Curling no hay que llevar patines de hielo, y basta con llevar ropa cómoda pero que abrigue. Se juega con unas zapatillas normales, a una de las cuales se le añade una funda o chancla de teflón, que facilita el deslizamiento al lanzar la piedra. Un primer lanzamiento para el que es necesario mantener el equilibrio. Y, aunque parezca mentira, éste puede ser el momento más complicado. La postura es vital a la hora de acertar con el lanzamiento: la piedra recorrerá cerca de 40 metros hasta llegar a la diana, y 10 de esos metros puede hacerlo impulsado por el lanzador. Quienes ya tienen experiencia sabrán darle parábolas y provocar lanzamientos estratégicos. Para los que están comenzando es suficiente con llegar al punto deseado.

curling2Es entonces cuando entran en juego los barredores. Un movimiento de escoba que permite pulir el hielo y evitar el freno de la piedra. Movimientos rápidos pero muy cortos, ya que tan sólo hay que barrer la parte por la que pase la piedra. Piedras que pesan cerca de 20 kilos y y cuya superficie está completamente pulida, lo que permite el deslizamiento por la superficie del hielo.

En cada juego los equipos de 4 jugadores lanzan 8 piedras. En este caso gana la piedra que quede más cerca de la diana, y se lleva tantos puntos como piedras haya por delante de la primera piedra del rival. Es decir: sólo puntuará uno de los equipos en cada juego, y podrá puntuar entre 1 y 8, siendo muy improbable que puntúe 8.

Los clubes de curling entrenan y juegan por ahora en la pista central del Bakh. Pese a que existe una pista específica de curling, ésta está desconectada. Se ubica bajo las gradas y está escondida. Pese al intento por aprovecharla por parte de los clubes, no parece que haya por ahora intención del Baskonia para activarla. De esta forma el curling comparte espacio con el hockey hielo, el patinaje sobre hielo y el horario de apertura para los vitorianos.

En el Estado apenas existen ciudades en las que se practique el Curling. Y por tanto tampoco existen empresas especializadas en este material. Las escobas, las piedras y las suelas las tienen que pedir a Canadá.


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. SOGT dice:

    Creo que es el artículo más honesto de Curling que he leído hasta ahora. Ánimo, Harrikada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad