De Bruselas a Suiza: Un abogado vitoriano en la Organización Mundial del Comercio

13 mayo, 2013

Enrique Arrieta ha llegado hace pocos meses a Suiza, tras dos años residiendo en la capital europea

kike4

Enrique Arrieta acaba de aterrizar hace unos meses en Suiza tras más de dos años en Bruselas. Este abogado vitoriano trabaja para la OMC y ha tenido la oportunidad de residir en dos de las ciudades más multiculturales de Europa. Ahora en Ginebra disfruta de la convivencia con personas de muchos países, y en un entorno rodeado de instituciones y de los grandes centros de decisión mundial.

-Tras acabar la carrera fuiste a Bélgica y posteriormente a Ginebra: ¿Había ganas de salir de nuestro país o fue por necesidad?

-En mi caso se juntaron varios factores. Desde siempre me atrajo mucho vivir en el extranjero (ya había tenido varias experiencias anteriormente, como el Erasmus o varios veranos fuera), conocer gente de otras nacionalidades, culturas, otros idiomas… Por eso cuando terminé la carrera de Derecho busqué la mejor vía para poder trabajar en otro país.

Hice un Master de derecho de la Unión Europea y al acabar, tuve la posibilidad de escoger entre Madrid y Bruselas. Aun gustándome mucho Madrid, Bruselas me parecía un lugar con más oportunidades para desarrollar una carrera profesional. Así que aunque la situación económica del país hubiera sido mejor, muy posiblemente hubiera decidido irme al extranjero.

-¿Qué hacías en Bruselas y qué haces exactamente en Ginebra?

-En Bruselas estuve cerca de dos años trabajando en un despacho de abogados especializado en temas de comercio internacional. A finales de Febrero me propusieron venir  a trabajar unos meses a la Organización Mundial del Comercio (OMC), en concreto al Órgano de Apelación.  Aquí trabajo en una división compuesta por un equipo de abogados y jueces, cuya principal función  es resolver las disputas comerciales entre países, a modo de tribunal.

kike2

-Pasas de la sede de las instituciones europeas a la sede de numerosos organismos internacionales. ¿Siempre rodeado de gente influyente?
-Sí, se nota que son centros de decisión  En Bruselas, especialmente, trabajábamos muchas veces conjuntamente con las Instituciones, como la Comisión y el Consejo. Ademas, era muy común ver las comitivas con todos los jefes de gobierno cada vez que se celebraba una cumbre europea, donde se paralizaba media ciudad. El hecho de ser capitales «institucionales» es probablemente el único punto en común entre Ginebra y Bruselas, pero que a su vez les hace más similares de lo que a priori podría parecer.

-Suizos y belgas tienen fama de aburridos. ¿Es eso cierto?

-Bueno, si antes decía que lo bueno de estas ciudades es su carácter internacional y el gran numero de expatriados que puedes llegar a conocer, eso muchas veces implica que es muy difícil conocer a nativos de esos países  En Bruselas conocí muy pocos belgas y de momento, en Suiza, más de lo mismo. Lo que sí puedo decir es que los belgas me sorprendieron positivamente: para estar tan al norte de Europa, tienen un estilo mucho mas mediterráneo del que mucha gente piensa. En Suiza igual sí que parecen más «calmados» por decirlo de alguna forma.

-¿Se trabaja mucho? ¿Hay tiempo para el disfrute?

-Bueno, en mi caso, me ha tocado y me esta tocando trabajar bastante, pero siempre se saca tiempo para hacer buenos planes. En este punto Bruselas, por cuestión de tamaño, tiene mas oferta que Ginebra a nivel de bares, conciertos, actividades, etc.. Aun así  son dos ciudades que están muy bien localizadas geográficamente, y por ejemplo, puedes viajar económicamente a muchos otros puntos de Europa

-¿Hay tanto rico en Suiza como parece? ¿O allí tan sólo se encuentran las cuentas secretas y los billetes?

-Hay un buen nivel de vida, y sí se suelen ver coches de lujo más a menudo de lo habitual, pero al margen de ese detalle, por el momento no he visto mucha ostentación   Lo que mas llama la atención  además de la gran cantidad de bancos que hay, son los altísimos precios. Desde los productos más comunes en el  supermercado pasando por los bares y restaurantes, o los trenes. Aun estoy esperando a ver si cae alguno de esos famosos sobres para vivir un poco más desahogadamente, jeje.

kike1

Al margen de la imagen que tenemos de las vaquitas pastando en el monte, ¿cómo es el perfil y la imagen de Suiza?

-De momento lo que mejor conozco son las ciudades. La imagen más común es la de ciudades agradables y muy accesibles de tamaño medio-pequeño (como Vitoria o mas pequeñas), con un casco antiguo bien cuidado, con un lago en mitad de la ciudad y las montañas nevadas al lado, como elementos más comunes. Paisajísticamente es un lujo.

-¿Te mueves sólo con el inglés o también con otros idiomas?

-Tanto aquí como en Bruselas trabajo 100% en ingles. Luego, en la vida social lo mezclo con el castellano, según el grupo de gente con el que me mueva. Aunque el idioma oficial de Bruselas y Ginebra es el francés  la mayoría de grupos de expatriados, sobre todo los que trabajan en instituciones u organizaciones internacionales, tienen el ingles como lengua común. En restaurantes, supermercados y demás uso el francés, pero poco más.

-Aunque estás cerca de Vitoria, ¿qué echas de menos de nuestra ciudad?

-Se echan menos ciertas cosas, como es normal: estar con la familia, ver a tus amigos, el casco viejo, los pintxos… Aunque como dices, estoy a hora y media de vuelo, con lo que nunca te da la sensación de estar tan lejos. No suelen pasar más de cuatro meses sin que vaya a Vitoria unos días. Ademas he tenido suerte, y he recibido visitas de amigos y familiares bastante a menudo.

-Y ¿qué es lo que añoras de Bélgica?

-Después de casi dos años viviendo en Bruselas al final hice bastantes amigos, estaba cómodo en la ciudad y en el trabajo y me gustaba el estilo de vida que llevaba. Ademas de la variedad infinita de cervezas.  Lo que seguro no echo de menos para nada es su clima gris.

kike3

-De Ginebra, ¿qué es lo que más te ha llamado la atención y lo que más te atrae por el momento?
-De Ginebra, ademas del trabajo, que fue el principal motivo de que viniera, me atrae el tipo de ciudad, muy accesible, con el lago enorme, con las montañas tan cerca… También el estar en un ambiente tan multi-cultural, que es algo que me encanta.
-¿Vives sólo, compartes piso? ¿Tus amistades son las del trabajo o son alguna colonia española?
-Comparto piso con 3 personas mas. Dos chicas de Italia y Suiza y un chico de Barcelona. Es una buena forma de conocer gente en una ciudad nueva.  Respecto a las amistades, aunque conozco varios españoles, la mayoría de gente con la que me muevo son de otros países. Por suerte en el trabajo hay bastante gente joven y es fácil socializar. Es un grupo de lo más variado (hay americanos, etíopes  egipcios, nigerianos, sudamericanos, sirios, chinos, rusos, etc…).

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad