De Vitoria a Polonia en bici en busca del arte

| 2 septiembre, 2016

Irantzu Lekue e Iñaki Landa han recorrido en bici 6 países para unir Vitoria-Gasteiz con Wroclaw, Capital Europea de la Cultura 2016 junto a Donosti. Un proyecto denominado Abelbideak que, más allá del ciclismo, buscaba indagar en el Street Art y el Arte para la Memoria. Un recorrido en el que el deporte y la […]

albideak-kNfG-U202341633746DVF-575x323@El-CorreoIrantzu Lekue e Iñaki Landa han recorrido en bici 6 países para unir Vitoria-Gasteiz con Wroclaw, Capital Europea de la Cultura 2016 junto a Donosti.

Un proyecto denominado Abelbideak que, más allá del ciclismo, buscaba indagar en el Street Art y el Arte para la Memoria. Un recorrido en el que el deporte y la cultura se han unido, y han reflejado todo el recorrido en un Story Map: vídeos, tweets y fotografías que se pueden observar en la web de Abelbideak.

Ver el Story Map


Un recorrido en el que la artista y el periodista han abierto los ojos a la realidad que observaban en ciudades y pueblos. Los ríos también han jugado un papel importante, con recorridos a lo largo del Loira, de los canales del Rhin y del Danubio, entre otros.

El alojamiento lo gestionaron a través de webs como AIRBNB o en pensiones y Guesthouse. Compartían viviendas con personas que posteriormente les ayudaban a recorrer la ciudad.

El arte cambia en cada país, y el paso por diferentes países, por las dos Europas que hace apenas 25 años estaban separadas, les hizo ver varias culturas diferentes

En Alemania abundaban las fuentes escultura, en República Checa las esculturas y obras realizadas por hombres y en el campo de concentración de Auswitch-Birkenau existen diferentes memoriales de los países de cada una de las víctimas, donde se puede ver la diferencia.

En la antigua URSS apenas quedan restos de los monumentos socialistas, mientras que en Euskadi abundan las obras hechas por mujeres.

En su recorrido sufrieron caídas, pájaras e incluso un intento de robo por parte de asaltantes de caminos. Huyeron como pudieron de los ‘bandoleros’ y se subieron a un tren hasta alcanzar la localidad cercana.

El trayecto comenzó un 18 de julio, una fecha significativa para la memoria, y lo hizo en Vitoria. Antes de salir de su ciudad, Irantzu e Iñaki visitaron el monumento a las víctimas de la Guerra Civil, el monumento a las víctimas del terrorismo y la escultura homenaje al cura y poeta Lauaxeta.

A través del Vasco-Navarro abandonaron Gasteiz en dirección a Alsasua. El primer día en bici “fue una tortura”, al haber salido de Vitoria a mediodía con un calor importante. Pero lograron llegar a Alsasua. Tras visitar un monumento a los presos republicanos que hicieron el nudo ferroviario fueron a Gipuzkoa, en localidades como Beasain o Lazkao, para posteriormente entrar a Francia por la Velodisee, un camino ciclista que recorre Las Landas y que recorren a diario cientos de personas.

Desde Nantes siguieron el camino hasta tener que ir a París. Irantzu sufrió una fuerte caída con la bici que le obligó a guardar reposo durante varios días. Irantzu e Iñaki también estuvieron en París, donde les llamó la atención el ambiente que se respiraba, todo muy tenso. “Fue un dolor enorme pasar por Bataclán”, asgura Iñaki. “Yo me quedé con que había flores pintadas en el suelo, y de aquello no saqué fotografía porque nos quedábamos todos impresionados, por respeto”, sostiene Irantzu.

“Yo llevaba una paranoia en París, sigo yendo pero no apetece ir por París, está todo muy tenso, sobre todo donde hay más gente”. En París estuvieron 4 días, donde Irantzu se recuperó de las heridas de la caída, y aprovechó para buscar la inspiración: “Tuve tiempo para dibujar y crear, ya que el resto de los días, tras recorrer más de 100 kilómetros, no tenía tiempo para ello”.

Tras la recuperación llegaron a Basilea, después de cruzar el 4 de agosto el llamado Puente de los Tres Países. Desde ahí, recorrieron las orillas del Danubio. “Ha sido un viaje, al margen de las ciudades, muy rural, con mucha naturaleza. Y también allí nos hemos encontrado muestras de arte”.

Un Danubio que conocieron en sus primeros kilómetros, pero al que no sacaron ni foto porque no se creían que pudiese ser el gran río que recorre varias capitales europeas. Pese a avanzar a la par que el Danunbio, el recorrido en ese tramo no era ni mucho menos cuesta abajo: se sucedían las cuestas en un tramo muy utilizado por los ciclistas.

Entre las muestras de arte que han recogido están las fotos, los vídeos y diversos elementos que han subido a las redes sociales. También los llamados Paisajes Sonoros: “Parecíamos dos colgados experimentando y nos poníamos a grabar solo sonidos: solo reparar en el sonido. Siendo ajeno a la experiencia te puedes imaginar cómo es un lugar sólo por los sonidos”, aseguran.

Su última parada es Wroclaw, que Iñaki recalca que sigue siendo una ciudad muy soviética, con edificios que en algunos casos no se ha mejorado. Irantzu e Iñaki coinciden en que se ve una peor situación de Polonia que de República Checa. 

En Polonia pudieron descubrir diversas y variadas esculturas, como un desguace de tanques amarillos, un tren que miraba al cielo y variadas esculturas. También observaron varios tanques y otros elementos bélicos en su recorrido, así como una bicicleta metida en cemento. 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

gasteiz hoy

Primer periódico digital de Vitoria.
Noticias Vitoria-Álava

En Gasteiz Hoy encuentra las últimas noticias de Vitoria y Álava. Somos el primer periódico digital de Vitoria-Gasteiz sobre la ciudad, los barrios y toda la actualidad que afecta a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz. Ocio en Vitoria, Turismo Vitoria, Obras de Vitoria, información de Tuvisa Vitoria-Gasteiz, Tráfico de Álava y otras noticias de Vitoria y Álava. Periodismo ciudadano e independiente para lectores alaveses críticos en el primer periódico digital de Vitoria. Gasteiz Hoy, todos los derechos reservados.