Denuncias falsas: ¿qué beneficios tienen para las mujeres?

11 mayo, 2017

La custodia del hijo, ventajas en el procedimiento judicial o destruir la imagen de tu ex principales “beneficios” de presentar una denuncia falsa por violencia de género

Las denuncias falsas por malos tratos están también presentes en los juzgados, pero son algo aislado y testimonial. Aún así a menudo se tiende desde algunos sectores a generalizar, precisamente en un ámbito en el que el problema es a la inversa. Es mucho más habitual que mujeres que sufren malos tratos no denuncien, pagandolo incluso con su propia vida.

Yendo a los datos reales, el número de condenas hacia mujeres por denuncia falsa es mínimo: del 0,4% según un informe publicado en 2016 por el CGPJ. Actuaciones aisladas en una sociedad que vio cómo el pasado año 44 mujeres fueron asesinadas por sus maridos. En esos casos la denuncia hacia sus parejas llegó demasiado tarde.

Es cierto que, según los datos del Consejo General del Poder Judicial el 33% de las 47.145 condenas por malos tratos de 2016 terminaron con la absolución del acusado. Esto no significa que las denuncias sean falsas: simplemente no se ha podido probar el delito, no existen pruebas de la denuncia o incluso la denunciante ha variado el testimonio de acusación.

En algunos casos se varía el testimonio por pena hacia la víctima, algo que la mujer puede llegar a pagar con su propia vida. Pero, ¿qué puede llevar a ese 0,4% de denunciantes a presentar una denuncia falsa contra un hombre?

El principal motivo es quedarse con la custodia de los hijos en lugar de tener que compartirla con su pareja y padre de sus hijos. Aunque hay mujeres que denuncian a sus parejas también por motivos económicos o incluso simplemente por despecho. Y es que las consecuencias de una denuncia por violencia de género son graves e inmediatas.

Así el hombre puede pasar hasta 72 horas en prisión preventiva. Además se le expulsa del hogar familiar (con las correspondientes consecuencias legales si no cumple), no puede solicitar la custodia compartida de sus hijos y tampoco podrá solicitar ningún tipo de prestación pública.

Las consecuencias de una denuncia también son inmediatas al otro lado de la denuncia; la mujer al interponer una denuncia falsa por malos tratos tiene ciertos derechos como la asistencia jurídica gratuita, ventajas laborales e incluso recibir una prestación social en caso de necesitarla. El principal problema, y lo que lleva a algunas mujeres a presentar una denuncia falsa es que las penas que puede recibir si se descubre que esa denuncia es falsa son mínimas.

La situación jurídica que se plantea con este tipo de denuncias es de extremada gravedad y está pensada para favorecer claramente a la supuesta víctima mientras se comprueba si hay o no tal delito. Por ello es importante recurrir a un abogado especialista en denuncias falsas para saber cuáles son los pasos a seguir y no dejarse llevar por la rabia o la impotencia para no dar un paso en falso que, entonces sí, puede ser fatal.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad