Alokabide

Kaleratzeak Stop logra retrasar un desahucio en Abetxuko

| 5 julio, 2016

El desalojo, ordenado en base a unas denuncias anónimas, vuelve a posponerse y no hay aún fecha para su ejecución

Decenas de personas se han concentrado este lunes a las 11,30 de la mañana cerca de los bloques de viviendas de Alokabide en la calle Arriagana, donde reside María Ángeles Gil desde hace 9 años, para solidarizarse con esta vecina de Abetxuko sobre la que aún pende la amenaza del desahucio.

Los participantes en el encuentro organizado por Kaleratzeak Stop Araba también han aprovechado para condenar de forma muy tajante la actuación de las instituciones en los desalojos judiciales y “su falta de sensibilidad” a la hora de abordar estos procedimientos. En la misma línea, también hablaron representantes de Stop Desahucios Guipuzcoa y de su homólogo en Bizkaia.

Y es que, precisamente este lunes a las 12.00 horas estaba previsto que María Ángeles abandonara su casa por mandato judicial, pero “me comunicaron que volvían a paralizar temporalmente mi desahucio el viernes pasado. Y eso que he mantenido un contacto constante con las instituciones, sin obtener repuesta alguna. Siempre informan de todo en el último momento, hasta entonces no te dicen nada”, denuncia la afectada. Se trata del segundo intento de desahucio que ha padecido esta vecina de Abetxuko. “Debido a esta falta de comunicación por parte de las instituciones he tenido que aprender a convivir con una sensación de incertidumbre constante, lo que me provoca bastante estrés”.

  • Denuncias anónimas

A María Ángeles no se le atribuye ningún impago en la renta mensual del alquiler. El Juzgado decretó que deberá abandonar su vivienda, “aún no se sabe cuándo”, en base a unas denuncias anónimas. “Cuando nos enteramos de que ésa era la razón y que no tenía ningún argumento más, solicitamos el expediente donde constan esas denuncias. Se acogieron a los tres meses de silencio administrativo y, finalmente, no tuvieron más remedio que dejarnos ver el informe. En él la ponen como una maltratadora de niños, drogadicta, traficante… Y nada de eso es cierto”, afirman desde Kaleratzeak Stop Araba. Para desmentir estas graves acusaciones, los vecinos aportaron unas 300 firmas a favor de María Ángeles y unas 50 cartas donde relataban “lo buena persona que es y lo mucho que ayuda en su comunidad”.

En el informe al que ha tenido acceso Gasteiz Hoy a través de las alegaciones interpuestas por María Ángeles se le atribuyen “generalidades como múltiples llamadas del entorno vecinal, comportamientos incívicos y conflictivos”. Entre otros, este informe asegura que existen “testimonios que indican que se ejercen actividades ilícitas relacionadas con estupefacientes: venta de marihuana, rotura del portal para facilitar el tráfico de drogas, facilitar el consumo de drogas en los bajos del edificio. Amenazas a niños que juegan en la calle, rotura y destrozos de puertas y elementos de las zonas comunes, perros que ladran, locales y lonjas ocupadas, subarriendos…”.

Varios vecinos presentes en la concentración, entre ellos el residente más antiguo del bloque de viviendas de Alokabide donde reside María Ángeles, elogiaron micrófono en mano la conducta de esta vecina de Abetxuko, que “ha apoyado a una serie de personas con problemas y, por ejemplo, las Navidades pasadas preparó juguetes para todos los niños del barrio”. También la arroparon en el encuentro algunos de sus antiguos vecinos de Aretxabaleta, donde antes residía. Asimismo, María Ángeles leyó en voz alta un comunicado donde se queja del trato dado por las instituciones y que remitirá al Ayuntamiento de Vitoria a través de Kaleratzeak Stop.

“La complicidad entre el Gobierno vasco”, del que depende la sociedad pública Alokabide para su desarrollo de la función social de la vivienda, “y los Juzgados o la falta de coordinación entre ambos organismos, que se niegan a facilitar una fecha fija para el desahucio, supone para María Ángeles una auténtica tortura psicológica”, denuncian representantes de Kaleratzerak Stop Araba. “Siempre actúan igual, la anterior vez se le comunicó la fecha en la que debía abandonar el domicilio cuando su abogado ya había interpuesto un recurso de casación en el Tribunal Supremo y antes de saber la respuesta del Alto Tribunal. Por eso probablemente, y también por las movilizaciones ciudadanas, se tuvo que paralizar el desahucio, aunque finalmente el recurso no fuera admitido”, ejemplifican la supuesta descoordinación institucional desde la asociación. “María Ángeles vive sola, pero este clima de incertidumbre que generan puede agravarse en el caso de familias con niños a su cargo, y en el peor de los casos puede llevar al suicidio”.

  • Otro desahucio el 12 de julio

Esta sensación de incertidumbre también afecta a Amaya, una mujer que vive con tres hijos, dos de ellos menores de edad, en un apartamento tutelado que se alquila por 550 euros mensuales en la calle Portal de Zurbano. Hace dos meses sufrió un primer intento de desahucio, que se pospuso y al parecer se ejecutará este 12 de julio, a pesar de haber pagado ya la deuda acumulada de 1.100 euros que había contraído con una inmobiliaria.

Sabemos que el desalojo de María Ángeles va a ir hacia delante, casi seguro que la van a desahuciar y no hay vuelta atrás, pero que pongan una fecha fija ya. Ahí estará Kaleratzeak Stop y todos los vecinos que la apoyan para ofrecer una resistencia pacífica”. Algunos participantes del emotivo encuentro clamaban que “si la quieren echar de su casa, tendrán que hacer lo mismo con todos nosotros. Esa es la moraleja de esta concentración”. En el caso de María Ángeles, Kaleratzeak Stop mandó escritos a la Delegación Territorial de Vivienda de Álava, a la Viceconsejería de Vivienda del Gobierno vasco, al alcalde de Vitoria y a la Consejería de Empleo del Gobierno vasco. También se pusieron en contacto con el Ararteko. “Nos explicó que no podía hacer nada porque el proceso judicial estaba ya abierto”. Añaden que “parece que cuando acudes a solicitar ayuda a las instituciones públicas, se piensan que les vas a engañar, se basan en la presunción de culpabilidad. Cuando lo cierto es que la mayoría de la gente que pide lo hace porque no le queda otra”. Y aportan un dato significativo. “En éstos últimos tres meses se han ejecutado 57 desahucios”.

Desde la asociación también recuerdan que el Ayuntamiento y las Juntas Generales de Álava aprobaron sendas mociones por las que Vitoria y el resto de la provincia se declaraban libres de desahucios. Sin embargo, “este compromiso no se ha llevado a la práctica. Quizá porque tanto al frente del Gobierno vasco, del que depende Alokabide, como del Consistorio y la Diputación está el mismo partido, el PNV”, denuncia la asociación. “Hoy no se ha presentado aquí ningún político a dar la cara”, censuran. “Uno de nuestros objetivos consiste en desenmascarar al Gobierno vasco, que de cara a la galería promete defender el derecho a la vivienda y por otro lado apoya a las empresas y a los bancos que desahucian”, enfatizó Kaleratzerak Stop.


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. zxcxz dice:

    si tienen solidaridad, que firmen de avalistas, y si no que se callen
    que se cumplan las leyes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

gasteiz hoy

Primer periódico digital de Vitoria.
Noticias Vitoria-Álava

En Gasteiz Hoy encuentra las últimas noticias de Vitoria y Álava. Somos el primer periódico digital de Vitoria-Gasteiz sobre la ciudad, los barrios y toda la actualidad que afecta a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz. Ocio en Vitoria, Turismo Vitoria, Obras de Vitoria, información de Tuvisa Vitoria-Gasteiz, Tráfico de Álava y otras noticias de Vitoria y Álava. Periodismo ciudadano e independiente para lectores alaveses críticos en el primer periódico digital de Vitoria. Gasteiz Hoy, todos los derechos reservados.