Tres detenidos tras estafar a una anciana y huir durante más de 50 km

1 julio, 2015

Un empleado del banco se dio cuenta del intento de estafa

Agentes adscritos a las comisarías de Durango y Galdakao detenían, a mediodía de ayer en Galdakao, a dos mujeres y un hombre bajo la acusación de los delitos de estafa en grado de tentativa, atentado a agentes de la autoridad y conducción temeraria. La detención se producía tras una persecución desde Gasteiz, donde habían intentado estafar a una anciana.

Los hechos tenían su inicio sobre las once de la mañana en las cercanías de una oficina bancaria, en la calle Logroño de la capital alavesa. En ese momento, dos mujeres y un hombre abordaban a una anciana en plena calle y, mediante engaño, conseguían convencerla para que les entregara 3.500 euros.

Así, mientras la víctima entraba en la sucursal para sacar el dinero de su cuenta, los tres individuos se quedaban a la espera en un aparcamiento cercano, junto al vehículo que conducían, un Ford Mondeo. Una vez en el interior, la mujer pedía extraer los 3.500 euros, lo que levantaba sospechas en el empleado bancario, pues la señora es una clienta habitual y la disposición de una cantidad tan elevada era algo fuera de lo normal. Por este motivo, el empleado le preguntaba el motivo de una extracción tan importante, ante lo cual ella le relataba lo sucedido.

Ante estos hechos, el hombre daba aviso a SOS-Deiak/112 de que, probablemente, la mujer estaba siendo víctima de una estafa, solicitando presencia policial.

Poco después, una patrulla de la Ertzaintza llegaba al lugar y los presentes le señalaban a las tres personas que esperaban en el aparcamiento. Uno de los ertzainas se encaminaba hacia ellos, alcanzando en primer lugar al varón y pidiéndole que se identificara. El aludido simulaba colaborar, pero en lugar de identificarse propinaba un fuerte empujón al agente, derribándolo, para acto seguido meterse en el coche, en el que ya le esperaban sus acompañantes, y ponerlo en marcha. El agente se acercaba al coche para evitar su huida, pero el sospechoso arrancaba rápidamente al tiempo que abría la puerta con violencia para golpear al ertzaina, quien tenía que tirarse al suelo para evitarlo.

Acto seguido, se producía una persecución a alta velocidad por el casco urbano de Gasteiz, en dirección a la salida hacia Bilbao por la carretera N-240; una persecución en la que el vehículo de los sospechosos se saltaba varios semáforos en rojo, circulaba en sentido contrario por varias calles y golpeaba a un coche estacionado.

Ya en la N-240, se sumaba a la persecución una patrulla de la Ertzain-etxea de Durango, a la altura de Lemoa, aunque sin conseguir detenerlo. Finalmente, sendas patrullas de las comisarías de Durango y Galdakao esperaban al vehículo de los sospechosos en la rotonda de acceso al Hospital de Galdakao, en Usansolo, para lo cual habían cortado previamente la circulación por este punto. Instantes después, el Ford Mondeo era interceptado en la citada rotonda.

Tras identificar y realizar las comprobaciones oportunas, los ertzainas procedían a la detención de sus tres ocupantes. Así, detenían al varón, de 59 años, bajo la acusación de un delito de estafa en grado de tentativa, otro de atentado contra agente de la autoridad y otro más de conducción temeraria, mientras que a las dos mujeres, una de 57 años y una menor de 16, se les detenía bajo la acusación de un delito de estafa en grado de tentativa.

Leer más...

Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Mikel dice:

    Cada dia tenemos mas gentuza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad