Advertisement
Advertisement

Vitoria, Álava y Miranda condenan el último asesinato machista

4 octubre, 2017

La mujer, una vitoriana de 44 años, residía en un pueblo del municipio de Lantarón

Vitoria-Gasteiz, Ribabellosa, Miranda de Ebro y Turiso han protagonizado este miércoles diferentes concentraciones tras el asesinato de Ana Belén, la vitoriana de 44 años que apareció muerta en su coche. A la concentración de Vitoria-Gasteiz acudieron las hermanas y allegados de Ana Belén.

El marido habría confesado ya el asesinato, según desvelaba El Mundo. Un crimen que se pudo producir con un objeto contundente y cortante, como posiblemente un hacha. El alcalde de Lantarón aseguró que no había ninguna denuncia interpuesta por parte de la víctima contra su presunto asesino.

Ana Belén vivía en Turiso (Lantarón) y estaba en trámites de separación con su pareja, que trabajaba en Mercedes. Tenían dos hijos de 18 y 15 años. Ella era vitoriana, pero vivían desde hace años en el sur de Álava. Además trabajaba en Ribabellosa de cuidadora.

Para este jueves hay convocada una nueva concentración en Vitoria-Gasteiz, a partir de las 20:00. Además habrá una nueva concentración a las 19:00 en Lantarón.

  • En Miranda

Su cuerpo apareció este martes en el asiento trasero de su vehículo, un Megane Scenic Verde,en Miranda de Ebro. El cuerpo fue encontrado por una paseante, cuando pasaba cerca del vehículo, aparcado en la Calle Río Ebro de Miranda (entre la Casa de Cultura y el Polideportivo, donde se instala el mercado de los sábados). Tanto el vehículo en el que se encontraba la víctima como el que estaba a su lado tenían manchas de sangre, lo que lleva a pensar que el crimen se produjo en ese lugar.

 

  • Residencia en Lantarón

La pareja vivía desde hace años en una vivienda de Turiso y tenía dos hijos en común (uno de ellos mayor de edad). Una de las hijas estudiaba al parecer en un instituto cercano al lugar en el que fue encontrada la víctima.

La juez mantiene el secreto de sumario, a la espera de obtener nuevas informaciones que permitan confirmar o descartar la autoría de dicho hombre en el asesinato.

El cuerpo de la mujer fue trasladado a Burgos, donde se realizó la autopsia, mientras que la Policía Judicial también analiza las huellas y los restos de sangre en el vehículo de la víctima y en el que se encontraba a su lado.