Una mujer ebria provoca daños en un bar y su perro muerde a una niña, según Policía Local

23 junio, 2020

Las mujer estaba molestando a los clientes y llegó a arremeter contra los agentes

La Policía Local detuvo ayer a una mujer de 52 por arremeter contra unos agentes en un bar. Los hechos comenzaron cuando la policía municipal acudió a la calle Siervas de Jesús porque el perro de la mujer había mordido a una niña.

Los agentes la encontraron en estado de embriaguez en un bar en el que estaba molestando a los clientes. A pesar de que intentaron calmarla, la mujer se alteró más, rompió la vitrina de los pintxos y arremetió contra ellos. Por este motivo la detuvieron. Fue puesta en libertad una vez completadas las diligencias al Juzgado de Guardia.