Detenido por agredir a su pareja en presencia de sus hijos

2 septiembre, 2015

Un hombre de 38 años de edad fue detenido ayer por un nuevo caso de violencia de género, tras agredir a su pareja sentimental, a la que propinó un puñetazo en la cara y patadas en el cuerpo, en el transcurso de una discusión que mantuvo la pareja en presencia de sus hijos. Los hechos […]

Violencia de GeneroUn hombre de 38 años de edad fue detenido ayer por un nuevo caso de violencia de género, tras agredir a su pareja sentimental, a la que propinó un puñetazo en la cara y patadas en el cuerpo, en el transcurso de una discusión que mantuvo la pareja en presencia de sus hijos.

Los hechos se produjeron minutos antes de las once de la mañana, cuando una mujer reclamó ayuda policial porque había sido agredida por su pareja sentimental y tenía miedo a ser agredida de nuevo cuando volviera a casa.

La patrulla se desplazó hasta el domicilio, en Ibaiondo, y se entrevistó con la agredida, en ese momento con sus tres hijos, que manifestó haber mantenido una fuerte discusión con su pareja. En un momento de la riña, el hombre de propinó un puñetazo en cara y patadas en el cuerpo, marchándose a continuación del domicilio.

Las indagaciones policiales llevaron a localizar al agresor en una parada del tranvía, que confirmó a los agentes que había mantenido una fuerte discusión con su pareja. Ante las marcas evidentes que la mujer presentaba de haber sido agredida, los agentes procedieron a comunicar al varón su condición de detenido y su traslado a dependencias policiales para tramitar las correspondientes diligencias. La mujer no quiso ser atendida en algún centro sanitario de la ciudad y se quedó en casa con sus hijos.

Detenido por agredir a agentes

Por otro lado un joven de 22 años fue detenido ayer en la calle Adriano VI por agredir a los agentes que estaban realizando un registro en el interior del vehículo en el que viajaba, para comprobar si había en el interior alguna sustancia estupefaciente.

Un vehículo fue detenido, alrededor de las 21.30 horas, en un control de seguridad en el barrio de San Martín, dentro de las actividades de vigilancia y control policial para evitar los robos en viviendas. Cuando los agentes se acercaron a este turismo, que previamente había intentado eludir el control policial, percibieron un fuerte olor a marihuana en el interior, por lo que preguntaron al conductor y pasajero si habían consumido o portaban sustancias estupefacientes.

Ante la respuesta negativa, les informaron que se les iba a realizar un registro superficial para comprobar si portaban o no sustancias estupefacientes. Uno de los dos jóvenes se negó en todo momento a colaborar con los agentes, forcejeando con ellos llegando, incluso a propinar manotazos, por lo que tuvo que ser reducido por la fuerza y trasladado a dependencias policiales, tras serle comunicada su condición de detenido. Ya en dependencias policiales, al joven se le ocupó una bolsita con marihuana y una barrita de hachis.