Detenido por agredir con una copa a un hombre que jugaba en una tragaperras

31 diciembre, 2018

Policía Local sorprende vendiendo droga en un bar que había incumplido el horario de cierre

El sábado por la noche agentes de la Policia Local detuvieron a un hombre de 40 años por golpear a otro hombre con una copa rota. Los hechos se produjeron minutos antes de las 21:00 en un establecimiento de ocio de la calle Eulogio Serdán.

Cuando llegó la patrulla desubrió a un varón, que tenía una copa rota en la mano, estaba agrediendo a otro. Los agentes separaron a ambas partes y solicitaron una ambulancia para atender al agredido: presentaba una herida incisa en la cara, de la que sangraba abundantemente.

Según sus propias manifestaciones y las de testigos, minutos antes el herido se encontraba jugando en una de las máquinas. El presunto agresor se le acercó muy alterado y le arrojó primero el contenido de una copa para golpearle con la misma en la cara mientras le amenazaba. Hubo incluso amenazas de muerte hasta la llegada de los agentes. En vista de los hechos, los policías procedieron a su detención y ayer por la mañana pasó a disposición judicial.

  • Venta de droga

El sábado a las 6:30 de la mañana Policía Local detuvo a un hombre de 27 años como presunto autor de un delito contra la salud pública. Los hechos ocurrieron sobre las 06:30 horas cuando una patrulla no uniformada acudió a un establecimiento hostelero de la calle Zapatería ya que se habían recibido varias quejas en el 092 por incumplimiento de su horario de cierre.

Una vez en el lugar, los agentes pudieron corroborar los hechos y, cuando se encontraban en el interior del local fueron testigos de una transacción de droga tras la cual se produjo una discusión entre el comprador y el vendedor. En vista de los hechos, y dado que el presunto vendedor tenía, además, una requisitoria judicial pendiente de búsqueda, detención e ingreso en prisión, los agentes procedieron a su detención y, horas después, pasó a disposición judicial.

En esta misma intervención los agentes identificaron a los miembros del bar y observaron que sobre uno pesaba una requisitoria judicial, por lo que procedieron a detenerle. Se trataba de un hombre de 46 años sobre el que pesaba una requisitoria judicial de búsqueda, detención y presentación en el Juzgado, por lo que procedieron a ejecutarla. Tras la tramitación de las oportunas diligencias fue puesto a disposición judicial.

Otros sucesos