Detenido por llamar al portero automático de su madre, de la que tenía orden de alejamiento

5 febrero, 2024

Otro hombre fue detenido por negarse a abandonar el local del que había sido expulsado

Policía Local detuvo el viernes por la tarde a un hombre de 40 años por acercarse al domicilio de su madre, de la que tenía una orden de alejamiento. Los hechos ocurrieron poco antes de las 16:30 horas cuando una patrulla fue requerida por la Central de Coordinación para que se personara en una vivienda del barrio de Lovaina. Allí un testigo alertó de que un hombre estaba llamando al portero de su madre.

Rápidamente los agentes llegaron al lugar y se entrevistaron con la víctima y el demandante del servicio. Gracias a la descripción aportada, otros agentes localizaron al hombre en un establecimiento comercial cercano desde donde también había llamado por teléfono a la mujer. Tras comprobar sus datos y la vigencia de la orden judicial procedieron a su detención.

Amenazas y desobediencia

En otra intervención policial de este viernes, un hombre de 51 años fue detenido, acusado de atentado a agentes de la autoridad, desobediencia grave y amenazas a particular.

Fue además una detención que se veía venir. El hombre estaba bastante alterado y distintas patrullas acudieron hasta en tres ocasiones para calmarle y pedirle que abandonase el lugar. Los hechos comenzaron pasados unos minutos de las 14:00 horas cuando una llamada al 092 solicitó presencia policial en una asociación de la calle Ortiz de Zárate. El hombre había sido expulsado por incumplir las normas, pero se se negaba a abandonar el lugar.

Durante la tarde se acudió hasta en tres ocasiones para calmarle, requerirle que abandonase el centro y explicarle las consecuencias de no acatar dichos requerimientos. Sin embargo, no sólo hizo caso omiso a las órdenes sino que en la última intervención, incluso, arremetió contra los agentes, por lo que finalmente hubo de ser detenido.