Detienen al compañero de trabajo de Javi como autor de su asesinato en Arriaga

6 junio, 2013

La Ertzaintza ha detenido este jueves a una persona acusada de ser la asesina de Javi, el hombre que apareció muerto el 22 de mayo en el aseo de su garaje en el Barrio de Arriaga. Así lo confirmaban los cuerpos de Seguridad, que aseguraban que el arrestado se trata del mismo joven que alertó […]

arriagaLa Ertzaintza ha detenido este jueves a una persona acusada de ser la asesina de Javi, el hombre que apareció muerto el 22 de mayo en el aseo de su garaje en el Barrio de Arriaga. Así lo confirmaban los cuerpos de Seguridad, que aseguraban que el arrestado se trata del mismo joven que alertó de la desaparición de Javi.

Un joven de 17 años de origen luso al que cada mañana recogía Javi para ir juntos al trabajo. De hecho, el joven trabajaba como aprendiz en la fábrica en la que, desde hace varios meses, trabajaba Javi. La soga encontrada junto al cuerpo puede haber sido la prueba más concluyente, aunque el joven será puesto hoy a disposición de la fiscalía de menores. El menor llegó a acudir junto a sus padres al tanatorio donde se encontraba el cuerpo del fallecido.

La Ertzaintza y la Fiscalía han llevado a cabo una intensa investigación que ha dado finalmente sus frutos con esta detención. Durante los días posteriores al crimen la investigación se fue centrando en la razón del asesinato.

La familia de Javi, así como sus amigos, insistieron una y otra vez en que se trataba de una persona sin enemigos conocidos y, por tanto, mostraban su sorpresa por la situación, al tiempo que insistían en que no se podía tratar de un asesinato premeditado o un ajuste de cuentas. La hipótesis de un posible error de los delincuentes en la identificación de su víctima también estuvo sobre la mesa de sus allegados, como también lo estuvo el que Javi hubiese sido testigo incómodo de algún delito cometido por sus asesinos. Estas dos últimas hipótesis parece que ahora quedan descartadas, según las investigaciones de la Ertzaintza.

Javi tenía 53 años, hacía una vida de barrio y acudía todos los fines de semana a Quintanilla San García junto a su mujer. Sus dos hijos, de entre 20 y 30 años, vivían en sus propias casas. El hombre fue encontrado muerto por uno de sus hijos, quien había acudido ante la alerta del que ahora parece que es el presunto asesino. El detenido avisó a la empresa que Javi no fue a recogerle, como hacía todas las mañanas. Sin embargo, según se desprende de la investigación, el detenido sabía perfectamente lo que había pasado.

Javi fue encontrado en el aseo del garaje sobre las 9:30 del 22 de mayo. Inicialmente se habló de un posible infarto. Sin embargo se detectaron signos de violencia en el cuerpo del fallecido. Según parece, el hombre fue asesinado y posteriormente trasladado hasta el aseo. Según algunas fuentes el hombre podría haber sido estrangulado con una soga, aunque estas informaciones aún hoy siguen sin ser confirmadas por la Ertzaintza.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad