VÍDEO: Tranquilidad general en La Blanca 2021, con momentos puntuales de descontrol

6 agosto, 2021

La noche del 4 y el 5 de agosto discurre con tranquilidad, pero también con algunos momentos de aglomeración e incumplimiento de medidas sanitarias

Miles de personas salieron este 4 y 5 de agosto a celebrar. La gran mayoría lo hizo de forma responsable, respetando las cuestiones sanitarias y evitando posibles focos de contagio. Sin embargo, hubo puntos y momentos concretos en los que la euforia se desató en torno a la música, al alcohol y a la fiesta.

Este vídeo de Cristina Macazaga muestra el incumplimiento de las medidas sanitarias, con numerosas personas bailando en torno a la música en el cruce de San Francisco Javier con Cuchillería. Sin distancia de seguridad entre desconocidos y, en la mayoría de los casos, también sin mascarilla:

Fue, en cualquier caso, una excepción a una jornada en la que la mayoría de personas (jóvenes y mayores) estuvieron comedidos en las celebraciones. Eso sí, el Ensanche y el Casco Viejo atrajeron a gasteiztarrak de toda la ciudad: las terrazas cotizaban alto, y en ellas se reunían grupos pequeños de gente.

Las aglomeraciones se dieron tan solo en puntos y momentos concretos del Casco Viejo, especialmente en las zonas más frecuentadas: tramos muy puntuales de Kutxi y de Cuesta de San Francisco-Portal del Rey. El resto de la ciudad vivió, en general, la tranquilidad obligada.

Y el frío de la tarde llevó a muchos a buscar refugio en casa o, incluso, en algún restaurante. Pero para las 22:00 muchas terrazas estaban ya vacías. Muchos bares cerraron antes de la 1, ante la falta de clientela, tanto en el Ensanche como en los barrios más periféricos.

Esta imagen aérea de Kutxi a las 22:30 deja ver, en general, una calle con solo algunos puntos de aglomeración concretos. Hay que tener en cuenta que esta calle es la que más gente suele reunir.

Policía Local y Ertzaintza apenas actuaron por incumplimiento de la normativa sanitaria. El despliegue policial fue importante, pero no observaron conductas graves en este sentido. Fue una noche tranquila, aseguran desde Ertzaintza y Policía Local. No hubo tampoco intervenciones por botellones en la vía pública.