Advertisement
Advertisement

Cómo diferenciar entre querella y denuncia

25 febrero, 2014

¿A que siempre te has preguntado cuál es la diferencia entre demanda y querella? Poca es la gente que sabe distinguir de forma correcta esta terminología. Nuestro objetivo estará cumplido, si una vez leído este artículo sabes bien cuando emplear cada uno de estos conceptos de manera adecuada en una conversación cotidiana. La demanda es […]

justicia-2¿A que siempre te has preguntado cuál es la diferencia entre demanda y querella? Poca es la gente que sabe distinguir de forma correcta esta terminología. Nuestro objetivo estará cumplido, si una vez leído este artículo sabes bien cuando emplear cada uno de estos conceptos de manera adecuada en una conversación cotidiana.

La demanda es el acto de iniciación procesal por antonomasia en el ámbito civil, al ser un conflicto entre particulares. En él, el demandante solicita la apertura del proceso y formula la pretensión que constituirá el objeto de éste.

Una vez que hemos formulado en qué consiste el término de demanda, estas suelen ser las preguntas más frecuentes que se le plantean al ciudadano:

1) ¿Puedo hacer yo un escrito exponiendo mi pretensión o necesito de la intervención de un abogado y un Procurador?

El artículo 31 de la Ley de Enjuiciamiento Civil expone que los litigantes serán siempre dirigidos por abogados salvo en dos supuestos:

  • En los juicios verbales cuya cuantía no exceda de 2.000 € y en las peticiones iniciales de los procedimientos monitorios, es decir, en aquellos en los que se está reclamando a un deudor una cantidad de dinero.
  • Los escritos que tengan por objeto personarse en juicio, solicitar medidas urgentes con anterioridad al juicio o pedir la suspensión urgente de vistas actuaciones.

Es decir, solo en esos dos supuestos puede el ciudadano por sí mismo iniciar un procedimiento civil.

El Procurador es el profesional del Derecho que, de manera exclusiva en cada litigio, representa a sus clientes ante los Juzgados y Tribunales. Dentro de su marco estatutario colabora con el sistema público de justicia, sirviendo de conexión jurídico-formal entre tales tribunales y los ciudadanos incursos en causas judiciales, abreviando técnicamente los trámites de los actos de comunicación procesal (requerimientos, notificaciones, emplazamientos, citaciones).

2) ¿A dónde se dirige la demanda?

Lo habitual es que los procedimientos civiles se inicien mediante su presentación en los Juzgados de Primera Instancia.
A modo ilustrativo vamos a explicar de manera muy breve uno de los procedimientos más típicos en estos tiempos dentro de la Jurisdicción civil. Es el procedimiento monitorio consistente en reclamar a otra persona una deuda. Es un procedimiento muy ágil que dura exclusivamente 20 días naturales, que puede finalizar con el pago de la deuda por parte del deudor, con la oposición a dicho procedimiento por entender el deudor que no debe en todo o en parte lo que le estamos reclamando o sin que el deudor haga nada en tal caso finalizara dicho procedimiento y se podrá instar ejecución.

Una vez explicada la demanda, ¿Cuándo utilizaremos el término querella? ¿Y la querella y la denuncia son lo mismo? No, la querella es el escrito mediante el que una persona imputa a otra la comisión de un delito, constituyéndose como parte en el procedimiento penal. En cambio, la denuncia es un medio al alcance de cualquier persona que presencie la perpetración de un delito público, todos los delitos menos la injuria y calumnia, y que esta persona debe ponerlo en conocimiento de un juez. Además, no se está en la obligación de denunciar si se es el cónyuge del delincuente, ni los familiares más cercanos.

En el Código Penal vigente existen dos tipos de infracciones: una, los delitos que la gran mayoría son los castigados con penas de prisión, y el otro tipo son las faltas, que son las infracciones con penas menores. En el supuesto de los delitos, es necesario que el imputado sea defendido con abogado y procurador, no así en las faltas, que la persona imputada puede defenderse así mismo en el acto de la vista.

Por ejemplo, un hurto por valor de 600 euros, ¿Es un delito o una falta? ¿Es lo mismo hurto que robo? En respuesta a la primera pregunta es un delito, porque el límite para diferenciarlo está en la cuantía de los 400 euros. Y a la segunda, no es lo mismo hurto que robo, el hurto es el hecho de “tomar” una cosa ajena sin la voluntad de su dueño, y el robo es con el añadido de emplear fuerza en la toma de la cosa ajena, violencia o intimidación en las personas.

Este ha sido nuestro primer artículo esperamos que os haya ayudado a fijar bien los conceptos que os hemos explicado de una forma amena y cercana. Al mismo tiempo, ya podréis presumir ante vuestro grupo de amigos de ser unos excelentes juristas.

Leer más...

2 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Zuri Ñe dice:

    bueno para hacerse una idea suficiente

  2. Amor Shop dice:

    La explicación es imprecisa e incompleta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad