Advertisement
Advertisement

Trabajadores piden a la Diputación que se implique en el conflicto de residencias

11 noviembre, 2020

ELA reclama a la Diputación que cambie el método de financiación de las residencias

Las residencias privadas de Álava han vivido su segunda jornada de huelga en busca de un convenio sectorial. Las trabajadoras de las residencias de Álava denuncian la actitud pasiva que muestran los responsables políticos de la Diputación alavesa, quienes, aseguran, se auto denominan “meros interlocutores” entre las empresas y la parte social.

“Lo cierto es que Diputación se encarga de financiar parte del negocio que las empresas hacen en el sector. Son las que abonan a las empresas por las camas concertadas (estén o no ocupadas), son las que tramitan los famosos cheques PEVS (Prestación Económica Vinculada al Servicio), para que las usuarias puedan acceder a un servicio de cuidados residenciales en las residencias privadas porque carecen de plazas públicas”, recuerdan.

Añaden que esto se hace sin ningún tipo de control sobre el destino de dichos cheques. Aseguran que la Diputación financia a empresas que aplican el convenio colectivo Estatal, es decir, que en las residencias de Álava trabajan 1.792 horas anuales y cobran menos de 1.000 euros brutos, lo que supone un 30% menos que las compañeras de Bizkaia y Gipuzkoa.

ELA reclama a la Diputación para que cambie el sistema de financiación de las residencias privadas. Asegura que continuará luchamos por la gestión pública para garantizar un servicio de cuidados dignos y unas condiciones laborales dignas. “Obliguen a las empresas a conformar una patronal de una vez por todas para negociar el convenio colectivo provincial de Álava”, subrayan.